Uno o más singular o plural

Algunas de esas terminan en «s» o en “es” pero pueden significar uno o más, mientras que otras no tienen “s” pero pueden significa uno o más; lo mismo singular que plural. Como recordatorio de esta verdad, presentamos aquí una lista de sólo algunas de tales palabras. Las palabras en plural hacen énfasis en dos o más sustantivos, es decir mencionan variedad de objetos.Así cuando hablamos en plural estamos haciendo referencia a “varios”, “bastantes” o “muchos”. En conclusión, las palabras singulares y plurales, son aquellas que nombramos con frecuencia en cada razón o circunstancia, en la que necesitamos describir la cantidad de alguna ... uno de los que: al igual que en inglés, cuando los grupos nominales partitivos incluyen una subordinada relativa específica, el verbo puede conjugarse tanto en singular como en plural según cómo se interprete la oración.Si la subordinada se aplica sólo al elemento uno de, se conjuga en singular; pero si se aplica a todo el grupo nominal, se conjugaría en plural. Para clasificar el sustantivo tomamos en cuenta el de número (uno o más de uno). Es decir la clase singular es un elemento. El plural, en cambio, se distingue por la presencia de más de un elemento. 1) Las palabras que terminan en vocal -A, -E, -O; se les debe agregar '-S'. Ejemplos: Para clasificar el sustantivo tomamos en cuenta el de número (uno o más de uno). Es decir la clase singular es un elemento. El plural , en cambio, se distingue por la presencia de más de un elemento. Para clasificar el sustantivo tomamos en cuenta el de número (uno o más de uno). Es decir la clase singular es un elemento. El plural , en cambio, se distingue por la presencia de más de un elemento. Hace falta - singular /plural hacer de nuestras guarderías uno/unos de los lugares más seguros (Singular /plural) Hay un/una + singular. Hay + plural. Hora en singular/plural Incontable + Contable ¿Plural o Singular? la conjunción 'o' (singular o plural) La gente. es plural, pero se entiende es singular. !!! lo engañaron (cuando el sujeto ... os, cortezas, tallos o raíces), para tratar enfermedades de personas o animales. La acción terapéutica (alivio o mejora), se debe a sustancias químicas llamadas principios activos que son considerados sustancias que ejercen sobre el organismo vivo, una acción farmacológica, beneficiosa o perjudicial. En el ejemplo que indica, lo apropiado es Cada persona tiene sus gustos, pues el distributivo cada exige la concordancia en singular y en tercera persona. Por tanto, no es adecuado ni Cada persona tenemos nuestros ni Cada persona tengo nuestros.Cuestión distinta es escribir Todos tenemos nuestros gustos, que sí se considera válido. Traduce change the sentences from singular to plural. Mira 4 traducciones acreditadas de change the sentences from singular to plural en español con oraciones de ejemplo y pronunciación de audio.

Las consecuencias emocionales y de comportamiento que nos deja el confinamiento

2020.07.02 22:45 amigosdelosgatos Las consecuencias emocionales y de comportamiento que nos deja el confinamiento

Aquí os traemos un pequeño post el cual puede resultar interesante, esperamos que lo disfrutéis con vuestro refresco favorito!.
Cuando la pandemia comenzó, las personas nos distribuimos a lo largo de un eje emocional que iba desde el extremo de las emociones negativas como el miedo hasta la subestimación de la probabilidad de contraer el virus. A esto último, los expertos lo llaman el sesgo optimista
Aquel estado emocional resultante y latente, sumado a la cantidad abrumadora de información disponible, evidenció cómo las emociones sentidas podían hacernos más sensibles al tipo de información que queríamos recibir. Aquellas personas con emociones negativas eran más sensibles a buscar información congruente con el estado emocional que estaban experimentado.
Reacción ante el miedo En un contexto de máxima incertidumbre, en donde aquellos encargados de tomar decisiones no tenían del todo claro lo que debía hacerse, la sociedad tomó decisiones y así continúa haciéndolo actualmente.
Pero ¿cómo lo hace? Autores como Kim Witte consideran que cuando las personas sienten miedo y perciben que pueden reaccionar, su comportamiento se orienta a enfrentar la amenaza; pero si se sienten poco eficaces o incompetentes, se incrementan las reacciones defensivas.
Costes y beneficios de una acción individual Es frecuente que los individuos, al momento de optimizar sus decisiones, busquen información precisa y clara en relación a los costes y beneficios de su actuación individual y social. Por ejemplo, a la hora de planificar las vacaciones en este verano de “covidnormalidad”. Las personas han tenido que tomar decisiones con poca o mucha información y esto ha llevado a entender el impacto de la responsabilidad individual sobre el conjunto en el marco de la incertidumbre, cada vez mejor tolerada y, por momentos, olvidada al habituarse a ella.
Esta pandemia ha influido individual y socialmente porque ha permitido entender que, aunque exista incertidumbre, las personas pueden, en el descontrol, tomar la decisión de mantener el control, aunque se tengan pocos elementos que permitan mantenerlo.
A pesar de que algunos suelen reaccionar de modo defensivo, otros deciden ejercer comportamientos de autocuidado: se protegen y así protegen a los suyos y a los desconocidos, adaptándose de esta forma a las nuevas condiciones. La gente se dio cuenta de la función de cada parte de la sociedad justo en el momento en que todo se había desordenado.
¿Acabará la vida frenética? La pandemia ha impactado contundentemente en las formas en las que nos relacionamos. Algunos sociólogos consideran que la cuarentena nos ha llevado a pensar en la inviabilidad de la vida frenética que llevábamos y nos ha enlentecido.
Contrariamente, posturas como la del filósofo coreano Byung-Chul Han consideran que tendremos mayor presión e ímpetu para producir ante la competencia abrumante, lo cual acelerará hasta la desaparición de nuestros ritos.
La pandemia podría acelerar la eliminación de algunos de ellos, otros los modificará a las nuevas condiciones y otros se solidificarán porque han sido el resultado de años acompañando a la humanidad. Seremos más conscientes de la existencia de los tiempos en plural y olvidaremos la concepción del tiempo en singular. Los tiempos estarán determinados por el espacio en donde interactuemos.
Los tiempos presenciales son diferentes a los virtuales. Por ejemplo, llegar diez minutos tarde a una reunión online implica mayor desesperación para nuestro receptor. También ocurre con las clases: deben hacerse en un menor tiempo, y como consecuencia el conocimiento se transmite en forma de vídeo-píldoras.
Un cambio en la percepción de la intimidad Pero no solo la pandemia ha influido en percibir los tiempos, sino en la forma de entender la intimidad y en la construcción de la confianza entre personas. En esta línea, la gente ahora tolera mejor el hecho de que desconocidos perciban a través de la cámara del ordenador actividades propias de su intimidad: escuchamos y vemos a los niños gritando o deambulando por la casa de nuestros profesores, jefes, ejecutivos, etc.
La intimidad se está estableciendo en el marco de nuevos linderos en donde las personas se reúnen de manera online en breves espacios de tiempo, y se adaptan a rituales propios en el cara a cara, cambiando formas de saludar, usando las mascarillas y exacerbando sus microexpresiones para dejar claro lo que se quiere decir.
Otro cambio significativo es el modo en el que se establece la confianza. En estos meses, algunos afortunados se han reincorporado al trabajo, mientras el riesgo de contagio todavía está latente. En la medida que estos vean que los de alrededor han adquirido hábitos de autocuidado, la confianza que tenían en ellos se verá fortalecida, y será un aspecto más a tener presente en el caso de establecer nuevas relaciones.
Sin embargo, la confianza se traslada también a una dimensión mayor. Este julio, mes en el que comienzan las primeras movilizaciones a segundas residencias y destinos vacacionales nacionales e internacionales, España se enfrenta al reto, no solo económico, de salvar esta temporada al turismo, sino también de fortalecer la marca España.
En este contexto, mantener el equilibrio psicológico es fundamental, así como pensar que no existe una única receta para estar mejor y que probablemente la mejor forma de estarlo empieza por hacer conciencia de que se está mal.
Esto implica reconocer y aceptar el estado emocional que se tiene y hacerlo puede facilitar un plan de mejora. La meditación y la atención plena pueden ser una estrategia para algunas personas. Para otras puede implicar pensar en exceso sobre la situación compleja. En este caso, probablemente sea mejor permitirse realizar una distracción para reducir o activar su estado fisiológico.
Expectativas sobre nuestras emociones Por otro lado, replantear la situación es clave. Si uno cree que debe mantenerse bien durante la pandemia, sus expectativas son absolutistas e incitan a las sobregeneralizaciones: “yo nunca he podido”, “no podré”, etc. Esto facilita emociones de culpa, vergüenza o ira.
Es muy positivo centrarse en las conductas de autocuidado y en las cosas pequeñas del día que le hacen ser feliz a la persona y a los suyos. Obsesionarse con ser positivo o feliz puede llevar a un efecto indeseado de centrarnos en nuestra propia felicidad y no en la felicidad de las personas cercanas, facilitando la desconexión de las relaciones interpersonales, y desarrollar estados de frustración al ver que se tiene que ser feliz y no se puede.
Frente al miedo a los rebrotes Finalmente, frente al miedo por un posible rebrote, es necesario reflexionar sobre cómo hemos reaccionado durante esta cuarentena, cuáles han sido esos pequeños o grandes éxitos e implementarlos hasta percibir una cierta ilusión de control. En nuestra historia, primero nos alertamos, preparamos y luego ejecutamos.
Recordemos que en la medida en que la gente tenga información más clara sobre la supervivencia del virus en diferentes superficies, posibles tratamientos o la vacuna, las personas serán más tolerantes al riesgo potencial de contagio.
Os agradecemos leernos siempre, os queremos mucho, tener un buen día, o noche en nuestro caso. <3
submitted by amigosdelosgatos to u/amigosdelosgatos [link] [comments]


2019.01.25 15:16 jupixweb Convivir con el nerviosismo mediático actual

Fuente: https://www.jupixweb.de/2019/01/24/convivir-con-el-nerviosismo-mediatico-actual/

Continuando la traducción de entrevistas, otra vez traigo a Dirk Baecker, uno de los sociólogos más importantes de Alemania, alumno de Niklas Luhmann e impulsor de la sociología de sistemas en la actualidad. Uno de los pocos intelectuales de verdad que toman en serio al internet, sus derivados y sus consecuencias para la morfología de la sociedad futura. La entrevista, emitida en octubre pasado por la radio alemana Deutschlandkultur, puede encontrarse en mi canal de Youtube en donde también subí la transcripción original en forma de subtítulos.
Reproduzco la entrevista íntegramente aquí. La traducción, los enlaces y el subrayado1 son míos:
[Periodista] — Hace dos semanas, la antropóloga cultural Aleida Assmann dijo en la Iglesia San Pablo en Frankfurt:
„… mientras que la era de la imprenta y la de la fotografía analógica aún estaban centradas en valores como verdad, verificabilidad y evidencia, la era digital está abierta de par en par a la manipulación de información …“
Al mismo tiempo, el sociólogo Dirk Baecker publicó en estos días un libro con el título „4.0 o el hueco que deja el ordenador“. Nos encontramos con Dirk Bäcker en nuestro estudio en Berlin, y al preguntarle sobre su mirada como sociólogo en torno a las condiciones digitales del presente, nos vemos envueltos en una conversación sobre las cuatro grandes edades tecnológicas de la historia de la humanidad:
[Dirk Baecker] — Aquí comienza mi interés sobre la digitalización, no solo privado y personal, sino profesional y sociológico…
— Exacto! Eso es lo que queremos conocer: su mirada sociológica a la digitalización!
— …exactamente, ese es el quid de la cuestión: para mí, la digitalización —es decir: la utilización de aparatos electrónicos de todo tipo— reviste la misma importancia profunda para las estructuras sociales y para la cultura humana como la tuvo antes la introducción de la imprenta, antes de eso la introducción de la escritura y antes de eso la introducción del lenguaje. Quiere decir: estamos retomando a pensadores como Marshall McLuhan, Friedrich Kittler y otros al hablar de las cuatro grandes Edades Tecnológicas de la Historia de la Humanidad
— cada una de las cuales fue inconmensurablemente larga…
— ¡Y son cada vez más cortas! Tenemos una lengua desde hace… no se sabe con precisión, solo podemos conjeturar una aproximación de acuerdo al tamaño del cráneo o a estructuras mandibulares… pero [el lenguaje] debe haber caído a la tierra aproximadamente hace treinta o cuarenta mil años… Hay una frase muy bonita de William Burroughs, „Language is a virus coming from outer space“: La lengua es un virus venido del espacio exterior… porque ¡fue tan precipitado! Repentínamente ya no estábamos solamente cara a cara, sólo corporalmente con los demás; de repente comenzamos a oír palabras ¡de las que nunca podemos estar seguros a qué se refieren exactamente! Es lo que yo llamo „El problema de Refrencia de la Lengua“, que fue tan repentino que obligó a la manada primordial —si es que puede llamársela de esa manera— a organizarse en tribus cuya función principal consistía en darle forma a ese problema y a la solución de ese problema (¡y no a la lengua en sí misma!) Ese problema debió ser controlado para que no cualquiera, en cualquier momento, le dijera a cualquier otro cualquier cosa que se le ocurriera…
— Entonces: hace treinta, cuarenta mil años: 1.0, la lengua, la oralidad
— Sí; oralidad. Y después tenemos hace aproximadamente ocho mil años la aparición de la escritura
— 2.0
— 2.0: y más específicamente, hace aproximadamente cinco a cuatro mil años: la escritura alfabética, la condición necesaria para que esa oralidad fluída, esa lengua fluyendo alrededor de nuestros oídos pueda fijarse, observarse… El concepto de „análisis“, el desmenuzamiento de la visión aparece, así, con los griegos; y la sociedad sufre una explosión de horizontes temporales; porque escribir es: poder leer lo que se escribió ayer, escribir lo que deberá ser leído mañana, súbitamente aparece la necesidad de tener conceptos como „pasado“, „presente“ y „futuro“… Otra vez apareció una nueva estructura social, la llamada „sociedad estratificada“… es decir, organizada en estratos sociales… la civilización greco-romana debió así transitar los retos del nuevo… con palabras de Luhman, del nuevo „superavit de sentido“, es decir: más formas, más símbolos de los que pueden ser procesados en un momento dado
„Estratificado“ significa „en capas“, una sobre la otra… ¿y no las había antes de la escritura?
— No en esa dimensión diferenciadora, entre nobles y plebeyos por ejemplo… por supuesto, había jefes, había jerarquías, también había palacios, había segmentos en donde se adivinaba una estratificación más acentuada…
— „En capas“
— Sí, en capas, que formaban un órden estabilizador de la sociedad que, en esencia, funcionaba de forma tal que si habías nacido en ese estrato ya no podrías abandonarlo nunca más. Es, por así decirlo, lo… „dramático“ de la estratificación social: que se define „qua nacimiento“. Y esto es lo que vino a romper la sociedad moderna, al inventar al individuo, que se abre camino a través de esas capas (que aún existen, pero mucho más debilitadas). Ahí aparece el 3.0. El 3.0 es muy interesante porque la introducción de la imprenta es responsable de la aparición de la sociedad moderna…
— ¡Pero aquí hay una diferencia importante! ¡“Lo Escrito“ no es lo mismo que „Lo impreso„!
— ¡Correcto! Con la imprenta aparecen „los escritos“, que son libros, son periódicos, son volantes, son billetes, son documentos oficiales, son diplomas de escuela…
— ¡Es la biblia!
— Sí, la biblia también pertenece a este grupo… curiosamente, Gutenberg inventó la imprenta para distribuír masivamente la biblia. Cosa que rápidamente se convirtió en una blasfemia, pues la biblia estaba reservada a los ojos de los sacerdotes y nunca fue para el pueblo; y al principio se pensó „bien, quizás podamos contrarestar las nefastas consecuencias de la imprenta si con ella distribuímos únicamente la biblia“, pero pronto se tuvo que aceptar que también servía para distribuír otros escritos… Aparecieron los „humanistas„, que en el siglo XV y XVI eran los „Content Provider“ de la imprenta, así es como los denominaríamos hoy; y el truco consistió en que… (por supuesto que esto sucedió luego de la alfabetización generalizada, es algo que tardó décadas, o más bien siglos en llegar), el truco fue que con la imprenta cualquiera podía informarse sobre cualquier tema, sobre el estado de la jardinería, de la democracia, las inversiones, la educación… lo que sea. Y el resultado fue que cualquiera que hubiera leído podía criticar a cualquier otro en cualquier momento. La imprenta moderna es una crítica en la que todos pueden criticar a todos en todo momento, y que, además debe ser aceptada por todos.
— ¿Por qué? Porque se puede revisar…
— Porque los demás también leyeron y comienzan a decir cosas. Kant tiene un pequeño ensayo, „¿Qué es la ilustración?“ Y en las primeras páginas aparece el espanto: ¿Qué hacemos con estos „privados“… es decir, con estos hombres que sentados en sus casas, sin que nadie pueda controlarlos, leen cosas… ¡Cualquier cosa! Sin tener los medios para controlar si lo que leen es verdadero o falso, y sin embargo, salen de sus casas y van al mercado (o a dónde sea) y pregonan cualquier cosa que se les haya ocurrido durante esa lectura?
— Estos „privados“ son, si mal no recuerdo, quienes construyen la esfera pública… o sea que son los privados quienes hacen lo público…
— Bien, sí, esa es la descripción enfática, por así decirlo de la conveniencia de un estado en realidad intolerable…
— Y eso encaja perfectamente con un público que actualmente está marcado por fenómenos como Twitter u otras redes sociales, en donde el chiste reside, justamente, en que estoy solo en mi habitación y… escupo cosas al mundo con una mayor incontinencia que la que observaría en otros contextos, en una reunión por ejemplo (probablemente en coincidencia con la crítica actual)
— Bien, en primer lugar aquí hay que decir que la esfera pública clásica de la burguesía era un medio de control. En efecto, Kant propuso en su escrito „¿Qué es la ilustración?“ que los eruditos únicamente pudieran hablar cuando en el mismo espacio hubiera un segundo erudito, para que el segundo pudiera controlar al primero. Lo que nadie podía prever era que la gente que leería los diarios sería criticada por el propio diario y por otra gente que también había leído los diaros. Ese era un proceso que, comparado con lo que experimentamos hoy, requiere tiempo. Por lo menos necesita de un día entero, hasta que, por así decirlo, cada uno hubiera leído su diario y fuera a su lugar de reunión, en el salón, el café o donde sea… Pero el resultado fue que lo que aparecía en los diarios y lo que se imprimía en los libros podía ser controlado de manera feroz por alguna autoridad: el redactor, el autor, etc. Muchas cosas eran posibles, ¡pero no todo! La situación en la que hoy nos encontramos, es… como se dice habitualmente y sin ninguna ironía: la tertulia se ve extendida a la esfera pública; y cualquier comentario al azar que se le ocurre a cualquier persona en cualquier lado, encuentra su lugar, incontrolablemente, en los posteos de las plataformas de este mundo. Nos encontramos ante una situación totalemente diferente, porque las autoridades, las opiniones aceptadas por todos, los antiguos canales por donde fluía aquello que debía ser comunicado… ya no existen. Aún así, considero que la diferencia entre lo público y lo privado es importante; pero no le daría más importancia de la que se merece. En cuanto nos enfrentamos a algún tipo de medio (ya sea lengua, escritura, imprenta o electrónica) tenemos que lidiar con efectos públicos; y la dificultad que aparece al intentar escapar de la esfera pública (que cominza en la calle), al intentar recluírnos en nuestra habitación a solas para preparar el discurso público… quiero decir: al pensar en algo y decirlo, en ese momento ya nos encontramos dentro de lo privado y lo público a la vez.
— Y también es característico para la época de la imprenta que se tenga algo concreto entre las manos, ya no podemos decir —como en la época oral—, „dije esto y aquello“, o afirmar cosas, o girar fluídamente en torno a los temas; Por el contrario, existe una mayor persistencia y verificabilidad en esta época.
— Sí; una verificabilidad, un comentabilidad… y surge la idea, por primera vez, que los escritos mejoran con el tiempo, que son mejores cuanto más jóvenes son; y no peores, como se creía en la antigüedad (al tener que copiar los manuscritos a mano, con cada copia se producían más y más errores) . Para mejorar es necesaria la crítica; y la posibilidad del comentario es una forma de control crítico.
— ¿De cuándo data la época de la imprenta? ¿La época de la Humanidad 3.0?
— En efecto, surge con la aparición de los tipos móviles; ese sería el momento más visible, más potente. Comienza en 1520, y termina… ¿en treinta o cuarenta años? Por supuesto, todavía nos encontramos en medio del proceso. No hay „cortes duros„, no hay una fecha exacta, no podemos decir „en octubre de 1973“ comenzó la Sociedad Próxima, es decir: la Sociedad del Ordenador… estas cuatro Edades Tecnológicas se superponen unas a otras. Lo podemos notar en este mismo momento: todavía tenemos que lidiar con el problema del lenguaje.
— ¡Absolutamente!
— ¿Quién dice qué cosa al utilizar qué palabra?
— Y hacia allí apuntaba mi siguiente pregunta: luego de hablar del „4.0“, ¿En donde se encuentra esto que estamos haciendo? ¿Dónde ubicamos a la radio? Porque al mismo tiempo estamos en un ámbito plenamente oral, en una conversación que, así como está sucediendo, no puede leerse en ningún lado y nadie sabe exactamente que pasará a continuación, ni predecir nuestra experiencia… Si lo ubicamos históricamente, diría Edad de la Humanidad 1.0, que venimos arrastrando hace treinta mil años… Y por otra parte, todo esto terminará en un archivo digital
— La radio es sin lugar a dudas 4.0. Es un medio electrónico; electrónico porque puede controlar su propia conexión (es decir: porque posee los medios técnicos para hacerlo), es un medio masivode distribución, de distribución de comunicación (potencialmente) a cada habitante del planeta, si bien es cierto que está atrapada en el famoso modo de „un solo canal„: en este momento ningún oyente puede interrumpir el flujo de las ideas que estamos aquí… „torturando„, estuve a punto de decir [risas]
— ¡Solo yo puedo interrumpirlo!…
— Sí, ¡Ud. puede hacerlo! Quizás pueda decirlo así: creo que la radio todavía está muy influenciada por cierta autopercepción, que mantuvo durante mucho tiempo, de ser la traducción de un producto escrito, una especie de revista… una revista que no existe en papel, sino en el medio del éter; y que muy lentamente fue creciendo y adoptando sus propias verdades electrónicas, podría decirse su conectividad extrema, su apertura a comentarios de todo tipo… de música, de sonido… y también del lenguaje, de noticias, de publicidad, de entretenimiento y seriedad, etc etc etc… en intercambio permanente con los oyentes. Quiero decir: todos recordamos la hipótesis de Bertolt Brecht, quien basado en la radio de los años veinte se imaginó el surgimiento de algo muy parecido a lo que pasó después con la aparición de internet: que llegaría un momento en el que los periodistas, con el micrófono en mano, recorrerían las calles de la ciudad entrevistando a la gente sobre cualquier tipo de cuestiones y que eso sería transmitido instantáneamente a todas partes del mundo.
~ SEGUNDA PARTE ~
— Está escuchando Deutschlandfunk Kultur: el programa de filosofía „Sein und Streit“, y estamos conversando sobre la digitalización con el sociólogo Dirk Baecker, quien publicó en estos días un libro con el título „4.0 o el hueco que deja el ordenador“. La segunda parte del programa se refiere a lo dicho por la antropóloga cultural Aleida Assmann, quién hace pocos días dijo lo siguiente:
„Mientras que la era de la imprenta y la de la fotografía analógica aún estaban centradas en valores como verdad, verificabilidad y evidencia, la era digital está abierta de par en par a la manipulación de información. En abril de este año, un empleado de Google publicó un video que mostraba a Obama diciendo algo que nunca dijo, pero que parecía increíblemente real. Imitando su mímica de forma orgánica y natural. Dentro de poco, cualquiera podrá poner palabras en boca de otros, en el sentido más exacto de la expresión, y nadie será capaz de distinguir en realidad quién es el autor de lo dicho.“
— Sr. Baecker ¿Comparte esa idea sobre la manipulación de la información bajo las condiciones digitales del presente?
— En principio, es una observación correcta, pero existen algunos aspectos que no comparto. En primer lugar, no creo que el fenómeno de las Fake News sea algo tan pero tan nuevo: en el siglo XIX, en el siglo XVIII, ya tuvimos escándalos en los cuales nunca se supo que era verdad y qué era Fake News; pensemos por ejemplo en el caso Dryfus. La palabra „Feme“ (el „rumor“), es una palabra anqituísima, de la que ya se ocupaban los romanos y los griegos, concepto sobre el cual podemos leer en Homero y en Heródoto; el rumor, es decir: la noticia aparentemente cierta, pero probablemente falsa, ha sido la causante de conflictos y guerras, porque irrita a la gente, la enfurece y la lleva a tomar las armas en cuanto se le presenta la oportunidad de ir a la guerra
— Pero también podemos decir que hoy todo transcurre mucho más rápido, porque podemos manipular las imágenes muy fácilmente desde nuestros smartphones y subirlas a Instagram… o pongamos otro ejemplo, uno que ocurrió hace pocas semanas, pocos meses y tuvo gran relevancia política aquí en Alemania: comienza a circular por la red un video sobre los sucesos en Chemnitz, y nadie puede decir con seguridad si fue manipulado o no, y ese video se transforma en muy poco tiempo en una cuestión política, si es real o no, si es fake o no…
— Efectivamente, todo sucede más rápido. También puede corregirse más rápido. En mi opinión, el fenómieno más interesante es el siguiente: ¿cómo surgen estas „burbujas“ de gente, de grupos, de clanes, si lo desea: de redes, las cuales son altamente receptivas a las Fake News y que depositan su fe a cualquier precio el ellas, lugares en dónde las Fake News deben y quieren ser creídas? Creo que ahí se pone interesante, podemos decir que nos enfrentamos a un fenómeno doble, una cara del cual… o mejor dicho: nos enfrentamos a las dos caras de un mismo fenómeno: por un lado está la sobreexigencia que experimentamos por la multiplicidad de informaciones que aparecen durante la… podríamos decir „exploración relajada“ de la red; la sobreexigencia de encontrarnos permanentemente con informaciones que se contradicen, de no saber quién las puso ahí ni porqué, ni saber dónde encontrar mecanismos de autocontrol; y que por eso producen la impresión de encontrarnos solos ante nuestra propia sobreexigencia; y de acuerdo al grado de presión, al grado de emergencia experimentado en la tensión entre el querer-comprender y el ya-no-poder-comprender, nos refugiamos en lo que siempre quisimos creer.
William James escribió en los „Principios de la psicología“… En el año 1890… El hermano de Henry James, cofundador de la psicología pragmática, escribió: „los hombres creeríamos cualquier cosa, si tan solo pudiéramos“, y las burbujas que se cristalizan en torno a las Fake News son… grupos de gente que quieren creer lo que quieren creer; y que cultivan —en el sentido más amplio de la palabra—, las Fake News como objeción a un mundo que no pueden ni quieren comprender. Quiero decir: todas estas palabras, „Prensa Hegemónica“, „Elite“ y todo eso que últimamente está tan en boga, son palabras que describen la sobreexigencia ante un discurso con el que esta sociedad, en su modus operandi moderno de una esfera pública razonable, se auto-in-forma. La sobreexigencia aparece cuando no se encuentra el trabajo que se está buscando, la sobreexigencia aparece cuando ya no se encuentran puntos en común con una sociedad (¡qué se yo de qué manera!) homogénea, y ahí es cuando se recae en el cultivo de las Fake News, que en esencia subsisten no porque deban ser creídas, sino porque otros creen en ellas; es decir: porque otros las comparten.
— ¿No aparece ahí otro juicio sobre el estado actual de la esfera pública digital, según el cual se tiende a la histeria, que todo sucede muy rápido, que es muy vertiginoso, etc.?
— Creo que sí. Aunque no estoy seguro en qué medida esa „histeria“ no sea parte de la descripción externa; ya que que podemos experimentar en nuestra propia… Yo, por ejemplo, lo noto en mi propia dinámica con el E-Mail o en Twitter: la vida en el mundo de los aparatos digitales, de los medios electrónicos, es una vida que posibilita el contacto permanente, y por momentos no solo lo posibilita sino que hasta lo impone, pero que puede ser controlado por nosotros (¡y esto es muy importante!) en la medida en la que participamos del contacto permanente pero siempre a nuestro propio rítmo. Eso que algunos denominan „histeria„,ese tipeo permanente sobre la pantalla de nuetrsos smartphones, para otros es una acción tranquilizante de la comprobación del hecho de que todo está bien: „Nada grave ha pasado, la vida de nuestros familiares continúa por los caminos habituales, en las oficinas, en las secretarías todo está bien, podemos volver a nuestras actividades analógicas“. Es decir: por un lado estamos fascinados (¡y esto también hay que decirlo!) por un lado estamos fascinados por la velocidad con la que somos capaces de comunicarnos con familia y compañeros de trabajo, y por otra parte buscamos todo el tiempo alejarnos de la posibilidad de la comunicación instantánea al asegurarnos de que no sucede nada preocupante; y eso solo es posible si chequeamos nuestros smartphones y después continuamos con nuestras actividades habituales.
— Suena como una descripción empática y sensible de lo que otros denominarían „Adicción al Smartphone“. Está explicando por qué estoy todo el tiempo mirando la pantalla de mi smartphone…
— Sí, bueno… sencillamente no tengo nada que ver con esa descripción, no es mía… Quizás yo mismo sea adicto, los adictos no son conscientes de su condición. Mientras uno crea que tiene las cosas bajo control, uno cree que está libre… libre de los efectos dañinos; y es eso justamente lo que nos introduce en la adicción, desde Baetson que lo sabemos, que describió el fenómeno estudiando a los alcohólicos… alguien que sostiene el vaso y dice „puedo beberte porque no me controlas“, y luego bebe, se convierte así en un adicto.
— Porque la situación se repite…
— Porque la situación se repite. Como dije, esa descripción no es mía; la puedo compartir, la puedo aceptar… pero pienso que ese tipo de crítica a menudo aparece junto a otra descripción paralela sobre la banalidad del contenido de la comunicación. „Estoy caminando en Broadway mientras me como un Hotdog“ ¿A quién le importa? En seguida los críticos de la „histeria“ y la „adicción“ hacen esa pregunta.
— Y las imágenes… que circulan en las redes de los platos de comida… las fotos de los Spaghetti…
— Sí, bueno, debo reconocer que a veces a mí también me molestan un poco [risas]; pero aún así: en medio de este mundo cada vez más nervioso (o quizás siempre haya sido igual de nervioso), es un pequeño, insignificante y maravilloso mensaje que le dice a los demás: „¡Todavía estoy aquí!“ „¡Me interesa lo que están haciendo!“ „Creo que a Uds. también les puede interesar lo que yo estoy haciendo, les envío esta foto y sigo comiendo!“ Lo repito una vez más: es una forma de conectividad tranquilizadora en el medio inquietante del Ordenador.
— Y en este marco, si volvemos a preguntar ¿Cómo, bajo estas circunstancias, se puede construír una esfera pública funcional…? ¿Cómo hacemos? Quiero decir; un público que bajo estas circunstancias… cómo dijo Ud. mismo: es propenso a la falsificación, al Fake, a lo estéril, es propenso a… ¿Cómo decirlo? Propenso a cosas banales que son adictivas.
— Creo que aquí sirve olvidar el singular: no hablar de „el público“ o „la esfera pública“, sino de „los públicos“ y „las esferas públicas“ en entender que existe un publico político, un público estético, un público educativo, un público religioso… Existe hasta una esfera pública del derecho, por ejemplo. Eso implica que la gente sabe perfectamente cuál es su área de interés y siempre está en condiciones (siempre y cuando no esté operando en el estado de amenaza y sobreexigencia del que hablamos antes) siempre está en condiciones de switchear entre lo que está haciendo y lo que no está haciendo, y de observar si lo que está haciendo sigue teniendo sentido… Yo hablaría de „los públicos“ y „las esferas públicas“, en plural.. Y también me parece importante observar, como lo hizo el sociólogo Gabriel Tarde en 1910, me parece importante observar el proceso de retroacoplamiento que se produce entre el público (o si quiere: una parte del público) y su proveedor de opinión correspondiente (por ejemplo el teatro, o el partido, o la iglesia, o cualquier productor de informacion que se le ocurra); un proceso de retroacoplamiento que se produce en un sendero muy angosto y que produce choques y fenómenos de control de aquello que se considera interesante, controlable, productivo; qué es entretenimiento, qué es publicidad, qué es quizás una noticia que amenaza con cambiar cosas o dar lugar a otras… En definitiva, no me importa tanto esa esfera puntual de lo público como representación de la sociedad en su conjunto, ni el desarrollo de una racionalidad social, como lo postula Habermas; si no que por el contrario, confío más el el conjunto de todos los públicos, cada uno de los cuales persigue intereses muchas veces irracionales, pero que en su interacción pueden potenciarse y frenarse unos a otros.
— Y que sin embargo conforman una serie, un „ensamble“ de esferas públicas…
— Funciona, sí, pero en el sentido que de extisten, de que „son„. No me animo a afirmar que cumplan una función positiva para algo, más allá de concentrar atención.
— Su perspectiva también está marcada por, o por lo menos Ud. hace incapié en su libro, que la digitalización de la sociedad… Que la expresión „Digitalización de la Sociedad“ funciona en dos direcciones: La sociedad es digitalizada; y la digitalización es socializada, podría decirse…
— La sociedad es el actor de la digitalización, de alguna manera hay que poner en marcha el aparato digital… hay una ejemplo muy bonito: en los hospitales de este mundo el ordenador tardó cuarenta años en pasar de los sótanos de los centros de cómputos a la cama del paciente… Cuarenta años…. quiere decir que hubo un actor que estaba interesado utilizar ordenadores; y al mismo tiempo (lo muestra la historia) el ordenador es el medio que digitaliza la sociedad(„Sociedad“ en genitivo objetivo). Y uniendo estos dos fenómenos, al final, nos encontramos con una sociedad que se digitaliza a sí misma. Así, nosotros estamos en control…
— Nosotros en el sentido de „Nosotros los seres Humanos
— Nosotros los seres Humanos en esta Sociedad, en donde al mismo tiempo estamos hablando (¡y con razón!) de que los ordenadores son los que determinan cómo interactuamos con los ordenadores
— Llegados a este punto quisiera que pudiera extenderse un poco sobre el tema, sobre todo pensando en el subtítulo de su libro, que suena ta poético… „El hueco que deja el ordenador“, en referencia a Alexander Kluge y su libro „El hueco que deja el diablo“… Aquí el diablo es el ordenador. ¿Cuál es el hueco que deja el ordenador?
— El hueco que deja el ordenador es el hueco en el que la sociedad, con sus formas tradicionales de la Política y la Economía, de la Justicia y de la Religión, etc., de la Familia, con esas formas heredadas, intenta modificar o conservar esa tradición, a favor de una vida con el ordenador y en el ordenador. Dicho más claramente: ningún software, ningún algoritmo puede decirnos cual ha de ser el correcto funcionamiento de la economía o de la política o de la familia; los aparatos digitales y los medios electrónicos están a la espera de que a esta sociedad se le ocurra una idea sobre cómo ensamblar todo, sobre cómo usarlos.
— ¿Es una llamada a la Libertad Humana? ¿A a capacidad de acción?
— Sí, quizás, pero yo no quisiera enfatizarlo tanto porque esa libertad está limitada por las posibilidades técnicas, que están en gran parte predeterminadas
— El hueco que deja el ordenador no es demasiado grande entonces…
— El hueco que deja el ordenador es solo el hueco del diseño de ciertos paquetes de software, y de la utilización de esos paquetes de software… En el hueco que deja el ordenador no hay lugar para preguntarse si podemos esquivar o evitar el ordenador. Ya no podemos.—
  1. En la traducción intenté mantener el carácter oral de la entrevista, lo que no pocas veces desembocó en repeticiones y una cierta falta de coherencia estilística que espero sepan disculpar.
submitted by jupixweb to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2018.11.25 00:40 jongdaesdroppedbbq Dinosaurio y vikongos— “Se lo hubiesen comido” (de la película “Lusers”)

¡Hola! Discúlpenme si esta pregunta es tonta, jajaja.
Estoy viendo “Lusers” y hay una escena en que un tipo está hablando de su concepción de la historia de los Americas. Estaba diciendo que antes de todos, había “un dinosaurio”, y que no existía en la misma época que los Vikings (“vikongos”) porque “se lo hubiesen comido”. Yo pensé que eso fue decir que los Vikings [se] hubieran comido el dinosaurio (o “se hubieran comido”, porque a veces se usan “comerse” y no “comer”), porque aun si pudiera ser una instancia de la voz pasiva con “se”, como otra manera de decir “fueron comidos”, la presencia de “lo”, por ser un artículo singular, lo que se refería al dinosaurio y no los Vikings, plurales, me llevó a pensar que fuera una instancia de “comerse”. Pero al poner los subtítulos ingleses para comprobar, decía “It would have eaten them,” convirtiendo el dinosaurio en el comedor. ¿Es nada más que un error en subtítulos? Hay unos otros errores pequeños en la traducción de netflix, ¡pero no sé si esta instancia se debe a mi español mediocre!
¡Gracias!
submitted by jongdaesdroppedbbq to learnspanish [link] [comments]


2017.02.09 03:46 Espartaco17 Patrañas, segundo round

Primera patraña,Errejón quiere ser el Califa en lugar del Califa, pero como es un cobardica no desafía al SG en un duelo abierto y gallardo, sino que conspira agazapado, cual gollum o gnomo siniestro, esperando su momento.Bien, veamos cómo se le atribuyen deseos contradictorios e imposibles: esquemáticamente, quiere "A" como medio para" B", pero al mismo tiempo elige, como medio para alcanzar "A",rechazar" B" es decir, que quiere y no quiere "B" al mismo tiempo, y quiere "A" ala vez como medio y como fin, un absurdo completo, nadie en su sano juicio puede tener deseos así. "A" significa que Iglesias ocupe, cual hombre de paja, una SG demediada en potestades legales y encajonada en el programad e Errejón, que sería el verdadero poder en la sombra, En esas circunstancias, Iglesias sería progresivamente socavado, hasta renunciar, dejando libre y franco el cargo para Errejón, que ahora lo ocuparía ufano(esto es lo que significa "B", el acceso de Errejón a la SG).Pero fijémonos que iglesias ya se ha anticipado al supuesto truco y anuncia su retirada en caso de triunfo del documento político-organizativo errejonista,con lo cual no hacen falta tantos rodeos, si los votantes insisten en aprobar los documentos errejonistas a despecho de los deseos y declaraciones de Iglesias, es porque quieren también la salida de este, o les es indiferente su continuidad.Pero entonces es falso que Errejón no dispute ahora el cargo de SG por miedo a no ganar,ya que la posibilidad de que gane su documento, y desde luego lo presenta para ganar, es , ipso facto, también la posibilidad, de ganar la SG, eso se lo brinda la propia decisión anunciada de Iglesias de no admitir la cohabitación entre el programa de una tendencia interna del partido, y el SG de otra.Pero entonces, siendo accesible , de modo automático,la SG para Errejón sólo con que le voten en mayoría su programa,y no necesitando en absoluto el paso intermedio de engatusar a Iglesias para ocupar la SG con sus condiciones, ¿por qué diablos va a empeñarse en no presentar su candidatura, si fuese lo que realmente quiere y ya tiene al alcance de la mano?Ha anunciado que está dispuesto a dimitir él antes de que lo haga Iglesias, para convencerle de que siga en la SG, a pesar de la derrota programática.Esto refuta por completo la atribución que ele hacen de perseguir en secreto el cargo de SG, ya que no puede ser interpretado como una añagaza para forzar a Iglesias a aceptar la SG, con el chantaje de amenazar con la parálisis de la organización por dimisión de los dos principales candidatos posibles ala dirección máxima.Pero esto es volver a repetir el mismo absurdo de arriba , porque , quedándole franca a Errejón la dirección, con la retirada de Iglesias,¿por qué no la ocupa ya sin más pamplinas, siendo según las calumnias su fin principal en todo momento, e insiste, por el contrario, en darle el cargo a iglesias, para controlarlo ahora y quitárselo de en medio después,cuando eso ya lo puede hacer de inmediato?? En resumen, interpretar la negativa explícita de Errejón a ocupar la SG como"una táctica oportunista" es mezclar palabras in ton ni son , y es la patraña más ridícula que se pueda imaginar, ya que no se sostiene ni siquiera internamente, constructivamente, no es un relato verosímil y coherente que haya que refutar contrastándolo con hechos externos, se invalida a sí mismo en cuando acumula contradicciones insolubles que no puede explicar.Sin embargo, basta con tomarse en serio el modelo organizativo de Errejón para que su conducta resulte transparente e inteligible por completo, simplemente él aboga de verdad por un modelo más distribuido del poder, con refuerzo de la división institucional y de los dispositivos de control y balance, y añadiendo la posibilidad de una cohabitación no sólo en la composición personal multicolor de los órganos, sino entre Reglas "constitucionales" del programa, propuestas por una corriente, y cargo de SG, perteneciente a otra;esto último es discutible, por la amenaza de incongruencia excesiva en la gestión ejecutiva diaria, pero de ningún modo puede desfigurarse la propuesta en los términos demagógicos que se han usado por los insultadores profesionales en la Plaza, como una añagaza traidora contra Iglesias y nuestro proyecto común, que busca un golpe de Estado para controlar el aparato y quitárselo alas bases.Además es claro que Errejón prefiere moverse en el ámbito programático de la aportación de ideas que en la gestión ejecutiva pura, más allá de la portavocía parlamentaria, donde su desempeño cualquiera puede ver que es excelente, y da cien vueltas a los mostrencos portavoces de los partidos co-gobernantes.Para resumir, en verdad, él no ha disputado nunca la SG ni la ha ambicionado en secreto, eso es la patraña que los demagogos ambiciosos han hecho circular en su máquina interna del fango para justificar el antagonismo de la guerra a muerte contra el enemigo interno, que suspende el juicio y bloquea toda reflexión programática seria.
la verdad es que la incongruencia entre los documentos mismos se ha exagerado, porque, en el fondo, las tres corrientes, a través de sus dirigentes, no han intentado de verdad el consenso, y han exagerado artificialmente las diferencias porque querían medir sus fuerzas de facción, para maximizar su cuota de poder.La relación entre programa, CC,y SG, sería análoga al flujo continuo normativo entre preceptos generalísimos constitucionales y Derechos humanos fundamentales Y actos singulares ejecutivos del Gobierno, a través de las negociaciones y pactos para aglutinar mayorías parlamentarias.La elección de un programa partidario, en Asamblea Ciudadana, no es una cuestión de todo o nada, de modo que terminada la elección con una nueva mayoría, ya sólo se aplicaría en todo la hoja de ruta ganadora, de modo que los consejeros de las minorías tienen que borrar por completo sus documentos y perspectiva y asimilarse en todo a la mayoría, obligándoles a ellos a hacer lo que iglesias mismo no quiere:,gestionar como consejeros documentos que no son los suyos..Si eso fuese así, no haría falta hacer elecciones a un Consejo, el SG traduciría el solo todo el programa íntegro, ayudado por un consejo elegido ad-hoc por él, a dedo, entre personas de su máxima confianza para garantizar la máxima homogeneidad interpretativa, sería como los Consejos reales de las Monarquías absolutistas..Si hay elecciones y listas abiertas y sistemas de asignación de escaños según los votos que incluyan fuertes dosis proporcionales, es para posibilitar la máxima pluralidad, incluso dentro de cada formación monocolor, en el Consejo, y el papel de las minorías no es olvidar sus documentos y perspectivas sino pugnar para complementar el programa mayoritario, en tanto ningún programa puro puede ser estrictamente autosuficiente y dar por sí solo, las claves para cubrir la brecha entre sus preceptos generalísimos y abstractos y los actos ejecutivos y decisiones singulares del SG, que son las norma más concretas de inferior rango de todo el sistema, bajo las cuales ya sólo están los actos reales sobre los que pesa todo el aparato normativo regulatorio, desde la cúspide del programa.Es decir, que el aporte de las minorías siempre hará falta para completar al programa mayoritario,aunque hubiese homogeneidad monocolor entre programa, mayoría absoluta del CC y SG ,porque las tendencias múltiples del partido cumplen la función de garantizar la objetividad realista de nuestras acciones, mediante el equilibrio sintético de perspectivas que captan, cada una, un aspecto o dimensión distinto de los problemas, y compensando los aciertos de unas el sesgo erróneo eventual en las apreciaciones de otras.
La lealtad razonable de las minorías "derrotadas" ala mayoría dirigente en el siguiente mandato no implica que las minorías queden anuladas sin ninguna iniciativa ni aportación propia, ni que la mayoría sea omnisciente ,infalible y autosuficiente. Todos los modelos organizativos presentados son legítimos,y todos pueden encarnar bien las esencias plural y dinámica de Podemos, y ninguno puede calificarse de "argucia del enemigo interno emboscado para dar el golpe usurpador".La verdad es la primera víctima de la propaganda de guerra, ¿por qué la plaza ha degenerado en un estercolero de insultos y calumnias, con las etiquetas ideológicas convertidas en parapetos desde donde disparar, y obligándonos a debates ridículos y falsos, como, por ejemplo, sobre la coherencia formal y abstracta entre documentos y equipos personales, pero sin analizar lo más mínimo los contenidos objetivos mismos de los programas, con lo que la discusión queda sin anclaje real que permita progresar hacia una conclusión razonable, y queda todo empantanado en la repetición monótona de los mismos eslóganes, un ay otra vez, basados en impresiones subjetivas y prejuicios fanáticos de facción.Siempre decimos que Podemos es un instrumento y lo importante está fuera, es la sociedad a que queremos servir, pero nos hemos engolfado en la endogamia y la autorreferencia,vacíos de ideas para España y seguimos arrastrándonos en un espectáculo vil que destruye nuestra credibilidad conjunta ante un a ciudadanía asqueada.por eso insisto en el voto mezclado para castigar a todos e imponer el acuerdo que no pudieron lograr por sí mismos.
Patraña segunda: Errejón quiere mandar un montón, y por eso quiere a un Iglesias reducido a muñeco de cartón.Un juez federal, ejerciendo sus competencias propias de control de constitucionalidad de leyes y actos ejecutivos, acaba de suspender provisionalmente el veto de Trump contra emigrantes de siete países musulmanes.¿Diríamos que Trump es un Presidente de cartón porque su poder está restringido por otros órganos constituidos bajo el amparo de la Constitución, dentro de un sistema de división de poderes y "checks and balances", que Iglesias nunca se ha cansado de elogiar.El ejecutivo no está maniatado ni privado de sus potestades legítimas propias, solo porque se ejerza contra él el control de constitucionalidad por la potestad igualmente legítima del poder judicial.La morfología institucional de los sistemas de división de poderes modernos, frente al gobierno mixto de la República romana antigua, no se basa en componer los grandes estratos de la sociedad(como plebeyos y patricios), a través de canales representativos propios(el tribunado, el Senado, el Consulado, los Comicios)en un sistema convergente y mezclado que toma elementos monárquicos(el imperium, o potestad de los Consules para mandar el ejército), aristocráticos(el Senado y sus decretos) y democráticos(los comicios donde se consultan propuestas del Senado, con poder de decir sí o no, el poder de veto del tribunado contra las propuestas senatoriales), el sistema moderno, decía, considera cada rama del poder no como expresando los intereses de un grupo especial de la sociedad, sino como presentación del Pueblo Soberano entero, el legislativo, el Ejecutivo,el Judicial, son comparecencias del mismo Sujeto, bajo apariencias inconmensurables distintas, de ahí su litigio incesante y vigilancia y restricción mutua, ya que cada uno pretende representar al pueblo en exclusiva, y a través de su conflicto,que impide la prevalencia definitiva de alguno sobre los demás, puede imperar el pueblo unitario sobre todos ellos, sobre todos los órganos constituidos.
Además de la morfología institucional, diseñada como mecanismo de funcionamiento automático, es preciso un estado espiritual específico del Pueblo,un compromiso virtuoso y fraternal de cada uno con la libertad de todos, cada Pueblo, a través de las luchas históricas va configurando una cultura política propia, con su prudencia y sabiduría características.En USA siempre ha sido elogiada la habilidad del electorado para repartir los votos entre distintos partidos, reforzando la división de poderes con una heterogeneidad en la composición personal de los órganos constituidos, en las elecciones judiciales, de las legislaturas y gobernadurías estatales,al Congreso y Senado y la presidencia.Sólo ahora se da la situación inédita en muchísimo tiempo ,de que el mismo partido, Republicano,controle todos los resortes del poder, los parlamentos estatales, la mayoría de Gobernadores, el Tribunal Supremo con el último nombramiento de Trump,el Congreso y el Senado, y la presidencia.Ahora la única protección contra los eventuales abusos de este lider fascistoide reside en el control judicial de constitucionalidad y las protestas organizadas en la sociedad civil. Ahora seguro que nos gustaría que fuese un Presidente algo más de cartón. Tampoco nadie ha considerado de cartón nunca al Presidente de Francia, aunque tuviese que cohabitar con una mayoría heterogénea a su partido controlando el Parlamento y con un Primer Ministro también de un partido rival.Seguía ejerciendo sus potestades legales propias, pero con algo más de dificultad y teniendo que negociar más.pero no está en su potestad legal que todo le tenga que resultar fácil y suave como la seda,el mundo frágil e incierto de los asuntos humanos no admite eso. ¿Para qué suelto este rollo?Pues para demostrar que nos toman el pelo cundo acusan a Errejón de querer maniatar a iglesias , pura propaganda de lo peor.los tres modelos organizativos son legítimos, los tres proviene de una tradición progresista de ilustración política y respetan los parámetros básicos dela división de poderes. Mientras que Trump alega la corrupción plutocrática(él, que es un plutócrata que ambiciona ser el primero de su clase, un Princeps como Augusto)y burocrática de políticos profesionales y diplomáticos de carrera, para reclamar un poder de acción condensado por encima dela división, nosotros decimos que la corrupción que secuestra y subordina las instituciones a la oligarquía no se arregla con el cesarismo , que es aún peor,sino reforzando la democracia e imponiéndola también en la esfera económica donde se genera, circula y reparte la riqueza que sirve para sobornar a los legisladores y cargos del ejecutivo.
Decir que Iglesias, con su modelo, ambiciona el autoritarismo de Franco, la majadería que ha vomitado Montiel en un tuit(lo que demuestra que nuestro estercolero actual no se alimenta de una sóla fuente, e indica cómo está de cargado el ambiente, donde los insultos están a flor de piel y brotan enseguida, apropósito de cualquier cosa) es intolerable, pero no más que estar repitiendo en cientos de hilos y machacando continuamente, que Errejón finge oportunistamente un modelo distribuido de poder sólo por demediar a Iglesias, paso previo a defenestrarlo para sustituirlo, y se supone además, que cuando lo haga, hallándose con potencias recortadas que no querrá para sí, su primera acción como flamante SG, será tirar ala basura su documento organizativo y convocar una nueva Asamblea para cambiar y ampliar las competencias del SG, incluso por encima del documento de iglesias.Estas patrañas son del mismo tipo que las ya refutadas, no insistiremos en ellas, sólo advertir que nadie en podemos, sin estar loco,se plantearía semejante tomadura de pelo a las bases, que jamás lo consentirían,sin defenestrar de inmediato a quien quisiera engañarles de modo tan descarado.
Así pues, tres modelos organizativos y políticos legítimos, votémosles por sus méritos reales objetivos, no en función de caricaturas sesgadas hasta el ridículo. Errejón y los anticapitalistas ponderan más, como principio de evaluación del modelo, la prevención de la concentración excesiva de poder y las tentaciones caudillistas (pero siempre dentro de un marco democrático, ya saben que aquí no incluimos ninguna forma de fascismo en nuestras elecciones, el fascismo sería la forma límite de un proceso gradual y continuo de concentración de poder, dentro de una democracia previa, pero no damos ese paso al límite en ninguna de nuestra opciones), mientras que iglesias se preocupa más por garantizar la agilidad y efectividad operativa de las acciones ejecutivas demandadas en tiempos críticos, donde la brutalidad del enemigo nos obligará a respuestas rápidas, y la lentitud aquí sería letal y nos causaría daños irreversibles.Se preocupa menos por los peligros de la concentración de poder, que por los un poder insuficientemente condensado para golpear duro y rápido, pero manteniendo por supuesto, el principio de soberanía popular y rendición de cuentas de gobernantes a gobernados.Y del mismo modo que ni Errejón ni Anticapitalistas ven peligro alguno de degeneración fascista de Iglesias, tampoco este se toma en serio, como destino inevitable de los modelos alternativos, el estado límite opuesto al fascismo, el caos orgánico del anarquismo y la dispersión extrema del poder, por el otro lado del espectro de regímenes políticos, quedando la democracia en un tramo intermedio donde impera el reglamento unificador de una pluralidad indómita, donde hay cierto grado de unidad ordenadora y cierto grado de pluralidad innovadora que desborda cada equilibrio antiguo en dirección de una nueva estabilización, siempre provisional.Así pues los modelos se diferencian en cuestiones de grado,que no admiten dicotomías absolutas del tipo "democracia o fascismo" , o "democracia o anarquismo";en la distribución del peso otorgado a distintos aspectos y principios; y en la inclusión o no de ciertos elementos en las morfologías de las ramas separadas del poder(como en las democracias históricas unas incluyeron el control constitucional de las leyes(los paises anglosajones)y otras la omnipotencia del legislador(el jacobinismo francés).En resumen estamos entre modelos graduales del sistema democrático, la graduación continua establece una comunicabilidad estrecha entre los tres modelos, atempera los antagonismos que no se basan tanto en el objeto como en prejuicios subjetivos, una vez más la guerra entre modelos no está justificada. El ruido lo producen los intereses y agentes que no prosperan en el diálogo racional con argumentos claros y trasparentes, sino sólo en la ciénaga oscura d ela manipulación.no els permitamos la victoria.Salud y firmeza.
submitted by Espartaco17 to podemos [link] [comments]


2016.10.20 09:58 EDUARDOMOLINA PSOE a tierra: el precio de no entender. Con su abstención, técnica, estratégica, ideológica, total, parcial, o mediopensionista, el PSOE está dispuesto a cambiar hoy gobernabilidad por impunidad facilitando el gobierno corrupto, antisocial y autoritario del sr. registrador en funciones.

Maria Eugenia R.Palop
http://www.eldiario.es/zonacritica/PSOE-tierra-precio-entender_6_571202913.html
"Se mire por donde se mire, con su abstención, técnica, estratégica, ideológica, total, parcial, o mediopensionista, el PSOE está dispuesto a cambiar hoy gobernabilidad por impunidad facilitando el gobierno corrupto, antisocial y autoritario del sr. registrador en funciones. Visto que las terceras elecciones serían para el partido una orgía de "muerte y destrucción", su pasokización sin paliativos, el PSOE ha juzgado esta inmolación como un mal menor en la vana idea de resurgir de sus cenizas en el futuro, saliendo de su propia ciénaga como el barón de Münchhausen.
Sin embargo, la situación que el PSOE tiene que enfrentar se antoja más difícil de lo que imaginan algunos, porque para resolver su crisis interna los socialistas tendrían que entender primero, al menos, un par de situaciones críticas que ni han entendido, ni quieren entender: la crisis territorial y el eje nacional, y la crisis de representación democrática.
— La crisis territorial y el eje nacional: El PSOE ha dado una respuesta, cuando menos, errática a la cuestión territorial y nacional. No ha entendido la reivindicación del derecho a decidir ni ha sabido encajar el referéndum en su confusa genealogía. Y esto ha tenido y tendrá para el partido consecuencias muy negativas, tanto orgánicas como programáticas.
Orgánicas: Las baronías territoriales en Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha, Valencia, Asturias y Aragón, son los únicos tentáculos vivos que le quedan al PSOE, dado que recuperó un cierto poder en el ámbito autonómico y municipal, pero lo perdió en el ámbito estatal y en las CCAA más singulares (su pérdida de poder institucional en Catalunya frente al poder socialista andaluz es un cáncer que le devora, al menos, desde 2010).
De hecho, buena parte de la resistencia a Sánchez procede hoy de esas baronías, comunidades receptoras de fondos que se apoyan en un Estado fuertemente centralizado, por lo que, orgánicamente, la tensión entre el centralismo político y las nacionalidades históricas se ha acabado trasladando al interior del partido, que ni ha sabido ni sabe gestionarla inteligentemente.
Programáticas: Está claro que es difícil mantener una estrategia ganadora en el eje nacional y en el eje ideológico simultáneamente, visto que las CCAA ordinarias y las singulares han evolucionado de manera opuesta. Ciertamente, esta es una dificultad que afronta tanto el PSOE como cualquier otro partido, pero el problema es que, por una parte, el PSOE ha ido girando paulatinamente hacia apuestas ideológicas cada vez más desconectadas de su base social, con lo que previsiblemente su apoyo en las CCAA ordinarias tenderá a debilitarse (gobiernos en coalición); y por la otra, tampoco ha logrado manejar con lucidez (o no siempre) ni la cuestión nacional, ni la cuestión territorial.
El abordaje errático que el PSOE ha hecho de la cuestión territorial ha sido más que evidente. En la Declaración de Santillana (marzo, 2003) el PSOE se comprometió a impulsar reformas institucionales para construir una España en red y no radialmente, y Zapatero habló de la "España plural", activando incluso la Conferencia de Presidentes Autonómicos. Sin embargo, los devaneos y el oscurantismo en la tramitación de la reforma del Estatuto de Autonomía catalán acabó por convertirse en una china en su zapato, y desembocó en una campaña feroz del Partido Popular y en un recurso de inconstitucionalidad que se saldó con la Sentencia 31/2010. Entonces, el descrédito del federalismo y la crisis del PSC fue solo uno de los efectos colaterales de la confusión de Zapatero; ahora a esta confusión también contribuye el PSC.
El 6 de julio de 2013, los socialistas aprobaron la Declaración de Granada sobre "Un nuevo pacto territorial: la España de todos" y la Resolución "Hacia una estructura federal del Estado", abogando por un federalismo simétrico y vago que no ha resultado jamás ni persuasivo ni cautivador porque no ha tenido en cuenta la diferente vocación política de autogobierno de las distintas comunidades, y se ha traducido, finalmente, en la federalización del modelo autonómico vigente, reconociendo, eso sí, las nacionalidades históricas y convirtiendo al Senado en una cámara territorial.
Más allá de esto, lo cierto es que la tensión entre el eje ideológico y el nacional solo puede resolverse con un discurso unificador en el que los derechos sociales y los derechos políticos se presenten como exigencias vinculadas; asumiendo que un eje y el otro están conectados, que una sociedad igualitaria es necesaria pero no suficiente, y que los derechos sociales tienen una dimensión comunitaria que no se puede obviar. Sin embargo, el PSOE, lejos de situarse en esta senda intermedia, y salvo excepciones, ha acabado defendiendo posiciones jacobinas que lo han situado tanto en la órbita de un nacionalismo español excluyente como en el del más rancio fundamentalismo constitucional.
— La crisis de representación democrática: Como dice Javier de Lucas, el PSOE no ha entendido "[..]que el juego político requiere hoy avanzar en una exigencia democrática que permita no sólo la regeneración interna, sino ponerse en condiciones de dar respuesta a una ciudadanía que, cada vez más claramente, abandona su posición de consumidor pasivo". Vaya, que la cultura de partido, la cultura del aparato, ni funciona ya, ni va a funcionar en el futuro. Por lo mismo, ni una gestora oficialista, ni la costurera andaluza y su susanato (producto de esas Juventudes Socialistas que adiestran para matar o morir), van a ofrecer solución alguna a la crisis que atraviesa el PSOE. De hecho, la organización interna del PSOE es uno de los problemas que puede encontrarse en el origen de su descomposición.
La burocratización, la centralización y la carrera por el caudillaje; la falta de democracia interna, con su férrea disciplina de voto; los liderazgos verticales y depredadores que generan facciones permanentemente enfrentadas; y, sobre todo, la distancia de las bases y la desideologización, son algunos síntomas de la decrepitud política que sufre este partido y que, no por extendidos, resultan más saludables.
Los socialistas aparateros han visto en la consulta a la militancia el horror de los horrores, y eso que hablamos más de cuadros que de militantes y que éstos representan solo el 5% del total de sus votantes. Estamos, pues, frente al modelo prototípico del partido cath-all-party o partido atrapalotodo; esto es, un partido que ni está en la calle, ni se le espera, que no se ha enterado del cambio que se ha dado en España después del 15M, y que, por supuesto, no ha sabido ni entenderlo, ni rentabilizarlo. Los riesgos de una consulta, así las cosas, no parecen ser muy altos.
Por lo demás, el aparato ha ofrecido una visión funcional y pragmática de la política en la que no había ni proyecto, ni cómplices, ni acompañantes claros. La obsesión por ocupar el centro-izquierda del tablero le ha animado a ir, indistintamente, de la mano de C's, de UP, de los independentistas o del PP, y esto ha generado una profunda desconfianza entre su electorado. Lejos de podemizarse, como decía Javier Fernández, el PSOE ha sufrido, más bien, una enfermedad de moderación grave que le ha arrastrado a la más absoluta esquizofrenia. Y lo peor es que, en contra del criterio de la Gestora y de los amotinados, al PSOE le ha ido mejor cuando ha optado por un proyecto político claramente de izquierdas.
Así, como señala Pau Mari-Klose, cuando Felipe González obtuvo victorias apabullantes en 1982 y 1986 (48.1% y 44.1%), fue cuando su discurso fue más rupturista, y cuando perdió apoyos fue cuando articuló las políticas económicas más neoliberales, las de la beautiful people socialista. A Zapatero le ocurrió algo parecido con su agenda izquierdista, tanto en 2004 (42.6%) como en 2008 (48.3%). A partir de 2010, sin embargo, cuando los socialistas abrazaron el discurso TINA (There is no alternative), y se lanzaron a la reforma del artículo 135 de la Constitución, perdieron 59 escaños y 4 millones de votos. ¿De dónde procede, pues, el miedo a la podemización?
Por supuesto, estas no son ni muchos menos todas las cuestiones que el PSOE va a tener que resolver de ahora en adelante. Hay problemas estructurales, de fondo, que planean muy especialmente sobre el partido: la crisis del régimen del 78, el fin del bipartidismo, la crisis de la socialdemocracia y la sociedad del trabajo, la crisis del Estado social y del capitalismo postfordista… problemas que ya padecen otros socialdemócratas en Europa. ¿Podrá este PSOE tan enfangando y cerril sobrevivir a la amenaza letal que le supone hoy esta crisis multinivel? ¿Un PSOE que, cuerpo a tierra, ni siquiera ha pasado el filtro del psicoanálisis? Francamente, no lo creo."
 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
Profesora Titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid. Investigadora en el Instituto de Estudios de Género y en el Instituto de derechos humanos “Bartolomé de las Casas” de la citada Universidad. En este último Instituto dirige la Cátedra Norberto Bobbio de “Igualdad y No discriminación”.
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.03.08 11:11 marcoslopezcordon Estrategias de debate en el congreso

Hola a todos, No soy un experto en teoría de la comunicación, pero tengo la sensación de que la personalización (el uso de la primera persona del singular) en los debates del congreso por parte de Podemos (Pablo), es uno de los puntos débiles de su oratoria, así, si cambiara el uso del "yo" o de referencias a su persona, por el uso del plural de primera persona ("nosotros" o mejor aún "nuestras bases"), daría a su discurso un poder mayor, ya que se pensarían mucho más el ataque, por aquello de no insultar al electorado.
Seguramente la primera defensa de PP-PSOE sea "Populista!, ya esta haciendo populismo barato", y la respuesta sería tremendamente lógica: "No sr. sanchez/Rivera/Rajoy, democracia" pero además nosotros tenemos una serie de herramientas que nadie tiene, como son las nuevas tecnologías de propuestas y votacion, algo que ninguno de los viejos partidos sabe utilizar como nosotros. Y eso es fácilmente demostrable. Si a una propuesta del congreso, los votos de las bases respaldan la postura de Pablo, y lo puede demostrar con el Ipad, eso generará dos cosas (desde mi humilde opinión, repito): a) Una imagen en los votantes no "radicales" de otros partidos de que su voz es escuchada b) Una defensa natural de ese discurso o propuesta, ya que los partidos no se atreverán igual a insultar a los ciudadanos que a Pablo c) Un desahogo para la imagen de Pablo, ya que limitará los ataques políticos y mediáticos (aunque seguirá habiendo otros, no me cabe duda) Las contrapartidas no son muchas, se me viene a la cabeza que le espeten algo así como: "Para eso deje la tablet aquí y renuncie a su escaño", pero las respuestas son innumerables y obvias desde el chascarrillo de: "No que viendo lo de Bankia, esto también se lo llevarán" a "Esto es democracía no oligarquía perfumada".
En fin, ahí lo dejo, no quiero enmendar la plana a nadie, ni generar mal rollo, solo es una humilde idea.
submitted by marcoslopezcordon to podemos [link] [comments]


2015.02.19 21:47 victorgcBCN Análisis sobre los últimos procesos participativos de Podemos

Tras el proceso autonómico de elección de consejos autonómicos de PODEMOS observamos diversos aspectos novedosos que nos pueden servir para seguir comentando y analizando la dinámica participativa en el seno del partido.
Vayamos con las novedades:
  1. Por primera vez ha habido una lista (la de Madrid) en la que han salido los candidatos mezclados casi al 50% de ambas listas.
  2. Por primera vez una lista no oficialista ha barrido a otra oficialista.
  3. Por primera vez apreciamos un claro descenso en la popularidad de Pablo Iglesias.
  4. Hemos visto por primera vez las carencias democráticas del modelo plebiscitario gracias al primer referéndum de importancia. El de la Confluencia con Guanyem en Barcelona.
  5. La participación sigue cayendo. Cada vez hay menos votantes en relación al censo total.
Abordaré estas cuatro cuestiones punto a punto.
1. Sistema de votación y el caso especial de Madrid Disculpad que me extienda un poco aquí pero ya sabéis que este es uno de los temas de mi especialidad. Muchos pueden pensar que el sistema no es tan poco representativo y que Madrid es la prueba de que la lista plancha no siempre funciona. Efectivamente, en Madrid se ha producido el único caso, un caso singular en que ni siquiera el sistema plancha pudo evitar la mezcla. Y es cuando ambas listas obtienen un número muy parecido de votos, con una diferencia inferior en promedio al 5%. Eso es muy raro pero puede ocurrir. Por otra parte no indica nada bueno, ya que fomenta, como vemos, la política binaria, bipartidista que tanto criticamos. Los sistemas mayoritarios tienden a la eficiencia, esto es a generar dos bloques y no más. Algo bastante pobre cuando lo que queremos es representar una pluralidad ideológica más rica. La auténtica cuestión es que el sistema por más que en Madrid haya habido mezcla sigue siendo malo, muy malo.
Deficiencia en la votación mayoritaria del SG: Ni siquiera Luis Alegre ha sacado más del 50% de los votos. ¿Cómo sabemos que realmente Luis Alegre es el candidato más deseado por los votantes? Solo sabemos que ha sido el más votado en primera opción pero no lo ha sido por mayoría absoluta. Para evitar esa casuística bastaba con contemplar una segunda vuelta o, mejor aún, haber implantado desde el principio un sistema de votación de segunda vuelta instantánea en el que el votante pudiese hacer votos en segunda y tercera preferencia. Esa es la opción que propusimos en el debate organizativo de Vistalegre que fue tajantemente rechazada por nuestra dirigencia.
No se cumple el principio de una persona un voto: Sorprendente pero cierto y lleva ocurriendo desde que se votó el primer consejo ciudadano estatal, veamos. El sistema de votación para los consejos autonómicos da un total de 34 votos, es decir que el voto completo pesa 34 puntos, tantos como puestos al consejo. El sistema da pues a cada persona 34 votos pero tiene un problema. La gente que reflexiona el voto, tiene un sesgo a votar menos candidatos pero más meditados. Yo mismo, por ejemplo solo voté a 9 personas de las que tenía una referencia clara de su fiabilidad y confianza. Los demás, sencillamente no les conocía ni tenía el tiempo para informarme debidamente. Es decir, mi voto valió por 9. Por el contrario, alguien que vota la lista plancha sin mirar ni pensar nada más, vota a los 34. Su voto valdría 34. Casi cuatro veces más que el mío. Uno podría pensar que cada uno es libre de elegir si votar completo o no pero cuando tenemos en cuenta el coste de información de conocer a 34 candidatos confiables a los que dar tu voto nos damos cuenta de que esto no es tan obvio. En un sistema de voto aprobatorio, cuantos más votos, mayor será el peso del voto desinformado que es el que suele votar listas completas frente al voto informado que suele votar de forma incompleta y parcial no haciendo uso pleno de su poder de voto. ¿Y cómo se podría lograr que todos los votos valieran lo mismo? Pues muy sencillo, lo dijimos en el debate organizativo y lo volvemos a decir ahora. Mediante sistemas de voto proporcionales. Hay varias alternativas que permitirían mejorar la igualdad de voto. El VUT o el Voto Acumulativo garantizan esa igualdad y el Borda Downdall (que van a usar en Ganemos Madrid) prácticamente también. Hay pues 3 alternativas viables con sus respectivas subvariantes que podrían tenerse en cuenta y que, nuevamente, fueron rechazadas de plano por la dirigencia. Me llegaron a decir, literalmente que no querían pluralidad que eso era propio de los partidos de la casta. Que de lo que se trataba era de tener un equipo ganador, con una dirección clara.
Ese, señores, es el discurso que se nos vende ahora. Somos los mejores y debéis seguir confiando en nosotros. Pero no era el discurso del inicio y con el que conquistaron a la militancia del 15M, aquel era muy distinto. Era hay que confiar en la gente y mandar obedeciendo. Se nos decía, me lo dijeron en persona tanto Monedero como Jorge Lago que querían innovaciones y fui emplazado a aportar, eso hice y ya sabemos todos por donde se pasaron las aportaciones de la gente independientemente de lo bien valoradas que fueran.
Para más información sobre los sistemas de votación citados vean el anexo del presente documento que redacté hace unos meses como complemento a la redacción de documentos organizativos municipales y regionales. https://docs.google.com/document/d/1Qc6b1g-Jfz7Xjfs6If1QrW_z5T1vCHM3I9zXhqYN_Bw/edit
2. Victoria de Echenique frente a CQP No voy a comentar mucho aquí pero sí anotar que aquí el efecto famoso ha actuado en contra de la lista CQP. Y tienen suerte de que Echenique, a diferencia de otros decidió presentar lista incompleta con lo que 3 personas de la lista oficialista han podido entrar en minoría en el consejo ciudadano de Aragón. Echenique ha jugado bien sus cartas y ha devuelto la jugada poniendo en su lista “Equipo Echenique” como ya hiciera Iglesias en el nombre de su candidatura. Recordemos el tristemente famoso “Equipo Pablo Iglesias”.
3. Pérdida de popularidad de Pablo Iglesias Errores como los de mostrarse agresivo, antipático y burlesco en pantalla llamando don pantuflo a Inda o la pésima gestión del asunto Monedero, el hecho de que se hayan visto obligados a racionar de forma cada vez más estricta sus apariciones en los medios o, simplemente, el doble discurso de la dirigencia oficialista que mantiene hacia afuera, a los medios, con los hechos del día a día que venimos observando desde que se ha ido cerrando el partido en una oligarquía de afines son los que van mermando día sí día también la confianza en un equipo que se nos presentaba como el mejor, el único capaz. Ahora vemos como un Podemos cooperativo en vez de competitivo, inclusivo, plural, coral y heterogéneo habría sido sin duda mucho mejor. Y es que una dirigencia monolítica, de discurso único y enlatado puede ser muy potente cuando todo va encauzado pero tremendamente ineficaz y torpe cuando se comete un error. El monolitismo lleva al cierre de filas cuando uno se equivoca y a que, en consecuencia, se equivoquen todos sin excepción. Sirva como metáfora los monocultivos transgénicos que aunque pueden ser mucho más productivos en condiciones ideales que la cepa diversa original, son muy vulnerables a plagas ya que tienen poca variedad genética. Si una planta enferma, todas enferman. Lo mismo puede decirse de la dirigencia monolítica. Si se mancha un componente, todos se manchan por extensión pues son de la misma cepa. Y es que, en política, como en la guerra, las condiciones nunca son las ideales.
4. El referéndum vinculante de la confluencia con Guanyem Cuando pedíamos que en los consejos hubiese grupos de ciudadanos por sorteo o que hubiese algún tipo de consejo de tipo jurado que hiciera de filtro, de interfaz ciudadana entre la cúpula y las bases no lo decíamos porqué sí. Sino porque sabíamos que el CC entraría en conflicto de intereses en muchos casos. Veamos la secuencia de los hechos. Tenemos un consejo ciudadano de Barcelona infiltrado de gente de Guanyem. Un Guanyem que pacta con ICV un partido que ha gobernado durante años en BCN junto al PSOE. Considerado de la casta. Un sistema de primarias elegido aún peor si cabe que el de PODEMOS. Sin duda PODEMOS ha creado escuela, ha enseñado como no deben hacerse las cosas o lo que es peor, como deben hacerse por aquellos que quieren parecer democráticos sin serlo. Y esto es lo que ha hecho Guanyem. Ha adoptado el sistema de listas plancha pero sin ni siquiera la opción de desmarcar los candidatos. Eso ha permitido reducir los puestos de salida, elegibles, a lo que hayan pactado entre pasillos. Es evidente que ese sistema de votación incumple los principios éticos de Podemos pero aún así el CC de BCN acepta el pacto y, presenta un referéndum a una única pregunta de sí o no. Tal vez habría sido mejor someter a referéndum las condiciones del pacto y ver si la gente las aprobaba todas o rechazaba algunas ¿no? Esto es lo que yo llamo hacer preguntas inteligentes para obtener respuestas inteligentes. Sin embargo la solución fácil, es hacer la pregunta tonta, aceptas los acuerdos de confluencia con Guanyem? Ale sí o no. Señores, todo el mundo quiere ir con Guanyem y confluir pero no se trata de eso, de ir por ir sino de CÓMO se va. Y al hacer un referéndum plebiscitario de la manera que se hizo se urta a la gente de poder influir y presionar a la dirigencia de Guanyem de que no hagan un sistema de confección de listas que de democrático tiene lo que yo de bombero. Llegó al punto de surrealismo tal que en Guanyem circuló un mail interno para que estos se apuntasen a votar en las votaciones ya que el censó no se cerró durante estas. Encima, el propio CC cuando vió que la participación no llegaba al 10% requerido alargó 3 días más las votaciones hasta conseguir el mínimo requerido. El CC modificando las reglas de la votación sobre la marcha para obtener el resultado deseado. Es ahora cuando echamos en falta un grupo de gente neutral que diseñe la consulta de forma que la ciudadanía realmente se sienta interpelada y no como partícipe de una mascarada en la que da la impresión de que ya todo va guiado y encarrilado. Creo que nos esperan bastantes más de estas.
5. La baja participación. Era previsible, para cualquiera que supiera como funcionan las mecánicas online que la participación iba a descender ¿pero tanto?. Mantener la participación en niveles altos es muy difícil y no ayuda en nada el hecho de que se tenga la sensación de que en casi todo, ya todo está decidido. Es esa sensación de que los referéndums son solo un trámite de que la pregunta ya se presentará de la manera más adecuada para que salga aquello que quieren los mismos que redactan la pregunta y que no se sabe si existe una vocación real de informar a la militancia de lo que se está cociendo entre bambalinas. Uno tiene la sensación, cuando escucha ahora a la dirigencia de Podemos de oír un doble discurso, una suerte de doblepensar en el que nos llenamos la boca de decir lo demócratas que somos pero que luego, en la práctica, cuando llega el momento de demostrar si lo somos o no caemos en la más sonada incoherencia. Es algo que rechina. Deberían esforzarse por hacer votaciones que realmente decidieran algo sin que estuviese el resultado tan encarrilado. Realmente que la gente, las bases percibieran que realmente influyen en la decisión. El reto es lograrlo porque como sigan pareciendo trámites y votaciones insulsas como las de si llamar casa o morada a las sedes de Podemos nadie va a terminar votando nada.
Lo que yo espero es equivocarme, que todo esto solo sea un mal pasajero y que asistamos pronto al amanecer de un Podemos ultrademocrático en la que la participación de todos es atendida, en la que las voces más cualificadas son tenidas en cuenta, en la que no se excluye a gente solo por que piensen distinto o porque no sean amigos de. Espero que realmente Podemos cambie para bien y se reinvente, no se aún como, o acabará convirtiéndose, si no lo está haciendo ya, en aquello que tanto rechazábamos. En una máquina electoral muy eficiente sí, pero también impersonal, nada empática con sus bases y totalmente alejada de la gente a la que pretende representar. Espero, también, que ese tímido aumento de pluralidad sea solo el principio y empiece realmente a cambiar las cosas como indico. Un saludo a todos.
submitted by victorgcBCN to podemos [link] [comments]


2014.11.09 11:24 anafernandezaballi "todo el mundo quiere la revolución, pero nadie quiere fregar los platos"

http://www.eldiario.es/interferencias/Militancia-masculinidad_6_322377771.html
Ahora mismo el momento político que vive el Estado español es apasionante. Podemos es en parte uno de los grandes responsables. El último sondeo del CIS lo demuestra: ha sabido capitalizar y redirigir toda la energía social que se vislumbró durante el 15M. Podemos se ha convertido en una máquina de generar debates y opiniones. Las hay para todos los gustos.
Desde la caverna mediática más conservadora se nos dice que van a convertir España en una nueva Venezuela chavista. Desde posturas más progresistas pero aún enamoradas con el PSOE (sí, aún queda gente así) se critica su populismo pero cada vez más las opiniones tratan de ser menos generalistas y más sobre el detalle de lo que proponen. Y es probablemente desde el contexto más a la izquierda donde encontramos las mayores dosis de generosidad y crítica fundamentada.
Hay dos cuestiones que parecen claras con respecto a Podemos: la primera, tiene ante sí un reto organizativo muy grande, teniendo en cuenta que el partido es jovencísimo y que debe aunar las expectativas que está generando con un crecimiento orgánico como estructura es muy complicado. La segunda, por más que aceptemos que ha capitalizado y sigue redirigiendo las energías post 15M y haya mucha gente ilusionada, hay miedos fundamentados en quiénes critican a Podemos que no pueden ser obviados. Uno de esos miedos tienen que ver con la relación que Podemos está estableciendo con las luchas feministas.
Analizando la frase, resulta equívoca. “ Soy un militante, no un macho alfa”. Carolina León afirma que, “el propio concepto de militancia está muy basada en la masculinidad”. Así que quizás contraponer macho alfa a militante es un poco extraño. Los partidos tradicionales tienen estructurales patriarcales y heteronormativas. Los barones suelen ser varones que mandan. Hombres con corbatas. Hombres que nos guían. La militancia está llena de machos alfas. Elena Cabrera comenta que “es gracias al machoalfismo de Iglesias que fuera de círculos y círculos, Podemos triunfó y el Partido X no. Las tertulias de la tele son en esencia torneos de machoalfismo”.
El primer antecedente de Podemos y su relación con las luchas feministas no generó buenas vibraciones. En un artículo publicado por Antonio Manfredi, éste resumía una sesión en la escuela de verano de Podemos en la que Carolina Bescansa declaró que el tema del aborto no es un tema que construyese potencia política de transformación y, por tanto, para Podemos no era prioritario. La propia Bescansa puntualizó “Nunca dije que nuestros derechos no son prioritarios. El periodista interpreta, pero no pone comillas” a lo que Manfredi contestó: “Así es Carolina. Planteaste 3 temas esenciales, entre los que no estaba el aborto. No dijiste que @ ahorapodemos esté en contra”. Lo que parece claro y razonable es pensar que para que Podemos construya mayorías hay ciertas de sus estrategias mediáticas que deben ser para todos los públicos. Ocurre lo mismo con la figura de Pablo Iglesias. No es proyectado como un militante más.
Es cierto que no toda la militancia esté basada en la heteronormatividad. Como dice Rubén Martínez, “Decir que eres un militante supone entregarse a un mandato colectivo y asumir una lealtad construida con otras personas”. Nico Sguiglia también defiende esta postura diciendo que “ser militante es ser una abeja más o una abeja singular pero no una reina, creo que sí se podría contraponer militante a macho alfa, y pese a la dureza de su nombre y su posible genealogía, la 'militancia' está cargada de sensibilidades plurales, no todas gobernadas por lo viril o masculino”. E incluso es justo decir que la frase de Pablo Iglesias se produjo contestando a un militante exaltado (que sí correspondía mucho más al estereotipo de militante macho alfa) que exigía un movimiento sin líderes.
Por eso es justo no ceñirse única y exclusivamente a la frase y analizar el proceso. Pero como parte de este proceso, este Vine de Irene Redondo (que ha declinado hacer declaraciones al respecto) resume el sentimiento de muchas mujeres feministas:
Podemos utiliza constantemente la retórica de los de abajo contra los de arriba. La famosa noción de La Casta que tan buenos resultados está dando para sortear el clásico y embarrado debate entre izquierda y derecha. Pero lo cierto es que en su discurso público, apenas hay rastros visibles de que tanto en los de arriba como en los de abajo, la casta somos los hombres y los privilegios que tenemos adquiridos. Eso sitúa al feminismo en una doble lucha: la lucha por quebrar los privilegios de los que más tienen frente a quiénes no tienen casi nada y la lucha por destruir el machismo (que está en todas partes, en los de abajo, en los de arriba, en los de en medio…).
Quizás es un buen momento para recordar que durante el 15M muchos hombres militantes y autoconsiderados de izquierdas se dedicaron a boicotear las comisiones feministas que se habían creado. En la mayoría de los casos el argumento era “esto no toca”. La comisión feminista de Sevilla llegó incluso a ser vetada antes de una Asamblea sobre la lectura de un manifiesto que había sido consensuado a nivel estatal. Curiosamente, fuera o no orquestado, el micrófono desde donde se controlaba la Asamblea, estaba portado aquel día por un hombre.
En " Análisis de género de los principios organizativos a debate en Podemos", publicado en su blog por Miranda Islatempestad nos muestra que no hay datos tranquilizadores. La propuesta ganadora de Claro que Podemos solamente contó con un 20% de participación femenina. En el documento se menciona también el factor correctivo de género (con una proporción en ratio 40/60 para cada género) y se afirma “que la participación sea real tanto en su desarrollo como en sus efectos, y que lo haga incluyendo a cualquier ciudadano, sin ninguna barrera, sin ninguna distancia”. La autora explica que en la propuesta se establecen mecanismos para la participación pero no para el empoderamiento. Parece obvio preocuparse dado que si no se generan dichos mecanismos, la situación considerada como natural se perpetuará. Como dice Miranda “en la vida política y asamblearia son habituales los micromachismos, y los desincentivos a la participación de las mujeres, a menudo asignadas a roles tradicionales, no relacionados con la capacidad de influencia en la toma de decisiones (...) Los prejuicios de género llevan parejo un desincentivo al liderazgo natural femenino, promoviendo roles secundarios y liderazgos de mujeres tutelados por líderes (estos sí, naturales) masculinos.”
De hecho, la resolución más explícitamente feminista “ Defender la Democracia es Defender la Igualdad” que contaba con el apoyo de Carolina Bescansa, Pablo Echenique, Íñigo Errejón, Teresa Rodríguez, Miguel Urbán, Beatriz Gimeno y Luis Alegre, entre otros, no consiguió los votos suficientes para ser aprobada. Además, como analizan en “ A la atención de Podemos: algunas reflexiones desde el feminismo” María Unceta y María José Belbel, ni siquiera la propuesta más explícitamente feminista estaba del todo bien encaminada: “Echamos en falta la presencia de posiciones y voces que tengan en cuenta la ya larga trayectoria de la lucha feminista, la lucha contra el sexismo, la homofobia y la exclusión de las personas transexuales”. Tal y como indican las autoras del texto, no deja de resultar paradójico que siendo mayoritaria la presencia de mujeres en las distintas mareas reivindicativas y por tanto formando una buena parte de la base social de Podemos, finalmente no se haga explícito “un reconocimiento de la opresión de género que apueste por políticas transversales; una mínima discusión, en los círculos de Podemos y en las deliberaciones que se llevan a cabo a través de la red, sobre cómo combatir el machismo que impregna la vida social; sobre el machismo que está en la base de la violencia contra las mujeres; sobre el machismo de casta y de caspa que trata de impedir el derecho al aborto y a la maternidad libremente elegida; sobre el machismo que no acepta la diversidad de opciones sexuales que están presentes en nuestra sociedad".
Es obvio que con respecto al modelo de macho alfa tradicional Pablo Iglesias no encaja. Delgadito, culto y bien hablado, aparentemente dialogante y paciente...en fin, no es John Rambo. Pero sí representa una versión sofisticada y edulcorada de macho. Por otra parte, por más que quede clara la intención de Podemos de subvertir los procedimientos habituales de los partidos, hay otras señales que son preocupantes: que salvo Carolina Bescansa no haya habido menciones directas al trabajo de cuidados (asumiendo una vez más que ese discurso debe ser adoptado naturalmente por una mujer), la renuncia del equipo Sumando Podemos y su crítica a la falta de pluralismo, Juan Carlos Monedero en sí mismo...
Los feminismos llevan mucho tiempo advirtiendo que que los machistas están sofisticando sus formas y apariencias. Es más, el drama es comprobar que la izquierda está llena de comportamientos y situaciones machistas. Por eso no parece desatinado que, más allá de ser conscientes de que la figura homérica de Pablo Iglesias no es más que una estrategia mediática para asaltar los cielos, quizás el devenir de Podemos no esté deparando buenas noticias con respecto a las luchas feministas.
Así que quizás, ser un militante no basta si todo lo que se construye a tu alrededor es un relato basado en el hombre salvador, si todo lo que va ocurriendo es que se construye un aparato político en el que una vez más, falta representación y faltan contenidos transversales basados en las luchas feministas. Porque "todo el mundo quiere la revolución, pero nadie quiere fregar los platos".
Pablo Iglesias y la “feminidad política” Hace aproximadamente un año, durante el taller "¿Cómo unir la izquierda con un programa de ruptura con la Troika? I" durante la IV Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista, Pablo Iglesias realizaba una intervención en la que parece intentar distinguir entre una forma de hacer política masculina y otra femenina. He revisado la fuente original y aunque la intención parece la de desacreditar la forma de hacer política masculina, no hay rastro del discurso feminista, para el que por supuesto, la política masculina no es solo una cuestión de tono; para el que evitar hacer política masculina no es una cuestión de pragmatismo político y para el que probablemente lo de “feminidad política” es un extraño recurso retórico que no encaja con los miles de ejemplos que podrían ponerse de cómo transformar la sociedad desde el feminismo. Aquí los extractos de sus intervenciones.
“Estoy entre compañeros y voy a ser polémico (...) Empiezo con las provocaciones, esto se puede afrontar de dos maneras, uno puede ir a las elecciones de una manera masculina, con cojones. Esto implica decir que le decimos al poder aquí estamos yo y mis pelotas frente a ti. Y eso quiere decir que para mi la representación no implica ningún compromiso, que el tuyo es un parlamento burgués de mierda que representa los intereses de clase (...) La clave del poder no está en las instituciones, aquí está en nuestra pelotas, está en la calle (...) Por supuesto, si nos pegan, no vamos a ir a un juzgado o a un cuartel de la guardia civil, esa institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante, nosotros hacemos política masculina, con cojones (...) Hay otra manera de ver política que es más femenina. Las mujeres son las que históricamente han tenido que asumir eso que conocemos como reproducción social mientras los hombres trabajaban en la fábrica ellas tenían que hacer cuentas con la miseria y alimentar las bocas de los niños y garantizar la reproducción social. Eran las mujeres. Cuando vemos a esos héroes vestidos de azul en forma de mineros o de traajadores de los astilleros, se nos olvida que las que están haciendo las cuentas para llegar a fin de mes son mujeres que tienen que lidiar continuamente con la realidad, y la realidad revela continuamente nuestra debilidad, no tiene momentos tan épicos. Es asumir que a hostias perdemos (...) La feminidad política implica reconocer que el Estado es un instrumento complejo, lleno de contradicciones. (...) Esto no se soluciona con actitudes masculinas".
Muchas gracias por la colaboración en este texto a Sofía Coca, Elena Cabrera, Carolina León y Elena Fraj.
submitted by anafernandezaballi to podemos [link] [comments]


2014.09.14 22:35 KikoRosique Podemos y el derecho a decidir

Voy a resumir una tesis que he desarrollado en un ensayo más amplio, del que no quiero hacer autopropaganda aquí pero que ya colgaré si queréis. La expongo en un intento de contribución al programa de este partido tan ilusionantemente en formación, si está de acuerdo la mayoría de afiliados. Os pido tanta libertad y sentido crítico frente a las ideas preconcebidas como habéis demostrado en otros debates.
Pese a la concentración que el 11 de septiembre convocó Podemos Comunidad de Madrid en defensa del derecho a decidir de Cataluña y las declaraciones genéricas de las principales figuras del partido sobre este tema, creo que es erróneo e incongruente con sus propios principios (quizá también perjudicial estratégicamente) que Podemos defienda la autodeterminación de las regiones.
Quienes pensamos que el objetivo de la política tiene que ser garantizar la justicia social y la igualdad de oportunidades nos sentimos ajenos a este forcejeo entre nacionalismos, centralista y secesionista. Notamos que no es nuestra guerra, que no nos identificamos con el patrioterismo de ninguno de los bandos, que la batalla no se dirime entre España y Cataluña sino entre los desposeídos y quienes los desposeen, pero tenemos que adoptar una posición ante un debate omnipresente. En este sentido, hay personas de izquierdas que defienden la autodeterminación porque la ven como una aspiración democrática y simpatizan con la idea de pluralidad. Son los prejuicios que espero refutar en estas líneas.
Aclaro que lo hago partiendo de que la unidad de España no es un fin en sí mismo y de que la voluntad de la gente de hoy es un valor más importante que una Constitución redactada hace 35 años en una coyuntura política muy particular. Incluso, creo que cualquier grupo humano debe tener libertad para organizarse políticamente como le parezca, uniéndose a o desgajándose de otros grupos si así lo decide democráticamente, sin que tenga por qué supeditarse a lo que vote el resto del Estado español.
EL SUJETO POLÍTICO
Sin embargo, el problema del derecho a decidir de Cataluña, y eventualmente del País Vasco, no es la democracia. El nacionalismo ha conseguido vender que la autodeterminación se fundamenta en ella, cuando no es así. Hay un paso previo a contabilizar lo que desea la mayoría de un colectivo: la delimitación de ese colectivo al que se le otorga categoría de “sujeto político soberano”. Si se acotara otro colectivo, la mayoría de sus componentes decidiría otra cosa.
Los nacionalistas catalanes sostienen que el colectivo ha de ser Cataluña, el “pueblo catalán”, y los nacionalistas españoles que ha de serlo “todo el pueblo español”. Se les atribuye condición de sujetos políticos porque se les considera “naciones”. Pues bien, yo sostengo que esas “naciones”, ese pueblo catalán y ese pueblo español, no existen y por tanto no pueden ser sujetos de nada. No son grupos humanos, porque no pueden serlo conjuntos de millones de personas, la inmensa mayoría de las cuales no se conocen ni tienen nada que ver entre sí. En palabras de Benedict Anderson, historiador vinculado a la izquierda británica, las naciones son “comunidades imaginadas”: hay que imaginar que a todos los catalanes, o a todos los españoles, les une algo, para inventar que son un colectivo. Fabulan una nación y concluyen que hay que organizar la sociedad de acuerdo con esa premisa, igual que otros imaginan un dios y obligan a la gente a vivir en consecuencia. El nacionalismo no es democracia, sino una forma de teocracia.
Rosa Luxemburg lo dejó bien claro: “Cuando se habla del derecho de las naciones a la autodeterminación, se usa el concepto de nación como un todo, como unidad social y política homogénea. Pero ese concepto de nación es precisamente una de las categorías de la ideología burguesa que la teoría marxista ha sometido a una revisión radical (…). En la sociedad de clases no existe la nación como entidad sociopolítica homogénea, sino que en cada nación hay clases con intereses y derechos antagónicos”.
Hoy las clases sociales en liza no son empresarios y asalariados. Junto a los primeros están los directores generales y consejeros delegados que cobran un salario, pero ingente, y los altos funcionarios que compadrean con el poder económico. Y del lado de los segundos están los autónomos y pequeños empresarios, los interinos, los parados... Sin embargo, las clases sociales siguen existiendo; llamémosles casta y ciudadanos, 1% frente a 99% o como se prefiera. Pero no hay nada que una a todos los españoles ni a todos los catalanes frente al resto de los españoles.
Por culpa de la falacia de las naciones, los ciudadanos españoles tuvimos que rescatar con nuestros impuestos a entidades financieras con las que no compartimos nada más que ser españoles, y los ciudadanos catalanes se sienten con derecho a reclamar el dinero de sus ricos, que va a los desfavorecidos de otras regiones en forma de “déficit fiscal”, sólo por que comparten con ellos el hecho de ser catalanes. Es tan arbitrario como si tuvieran que rescatar a los bancos los europeos que comparten signo del zodiaco con sus directores generales y reclamaran su derecho a disponer de los impuestos de unos contribuyentes los ciudadanos que tuvieran la misma edad o color de pelo que ellos.
NACIONES NO: SENTIMIENTOS NACIONALES
Los nacionalistas sostienen que las naciones existen como entidades verdaderas, objetivas, aduciendo que sus habitantes comparten una identidad, una cultura, una lengua y una Historia. Pero eso es falso. Para que tuvieran una identidad común, todos los españoles, o todos los catalanes, tendrían que mostrar una serie de características “nacionales” que se sumaran a sus rasgos individuales. Por ejemplo, existe el mito de que los catalanes son trabajadores. Sin embargo, en ese caso, serían catalanes sólo los que atestiguaran ser trabajadores, no ellos y todos sus vecinos hasta la frontera de Cataluña y ni un paso más allá.
Con cualquier otro rasgo identitario que se nos ocurra, si “el ser catalán” no es una palabra vacía y significa algo, seguro que no lo tienen todos los catalanes. Y, si no tienen todos los catalanes, entonces ser catalán no es nada. No hay identidades colectivas, aunque se lo crean hasta los nacionalistas españoles cuando defienden el Estado autonómico porque integra la pluralidad y acoge a los diferentes. ¿Diferentes en qué? ¿En qué los catalanes, o los vascos, son iguales todos ellos y distintos de los españoles? La pluralidad de un país no consiste en que sus territorios sean singulares y distintos, sino en que lo son sus individuos. No es plural quien defiende una falsa pluralidad de 17 cuando la hay real de 40 millones.
Lo mismo ocurre con la cultura. Si por ella entendemos las manifestaciones folklóricas típicas de cada “cultura nacional”, serán españoles sólo aquéllos que practiquen o al menos tengan afición por los toros o el flamenco, no ellos y todos sus vecinos pero nadie más allá. Y, si acudimos a la definición antropológica que engloba en “cultura” las ideas y mentalidades de un grupo humano, los instrumentos y símbolos que emplea y la vida cotidiana de sus pobladores, en Occidente tenemos en común la mayoría de los alimentos que consumimos, la ropa que vestimos, las formas de vivienda, transporte, comunicación e instituciones, nuestro concepto del éxito, del sexo, del individuo, de la razón; salimos por las noches, hacemos turismo, tenemos comidas de trabajo, nos reunimos en familia por Navidad, educamos a los niños en colegios e internamos en cárceles a los delincuentes. No existe una cultura española, catalana o vasca. Todos los occidentales urbanos con una edad y una renta similares somos culturalmente idénticos.
Respecto a la lengua, los prerrománticos alemanes, los inventores de la nación identitaria, que no tenían otra cosa para vincular a los germanos repartidos por todo el Imperio, arguyeron que el idioma determina nuestra forma de pensar hasta hacerla intraducible a cualquier otro. Por ello, cada lengua señalaba la existencia de una nación. Bien, si eso fuera cierto, en Cataluña habría al menos dos naciones: una de castellanohablantes y otra de catalanoparlantes. Es decir, dos sujetos políticos con derecho a dos consultas de autodeterminación.
Finalmente, la Historia no es quién para justificar ninguna reivindicación presente, igual que los descendientes de los nobles no pueden reclamar un derecho de pernada, pero, en todo caso, del océano inmenso de hechos históricos se pueden entresacar algunos y unirlos con una línea de puntos que represente a la nación en marcha… y muchos más que reflejan contradicciones, enfrentamientos internos, connivencias pretéritas con el enemigo presente y que el momento actual es consecuencia de una serie de casualidades que podía haber acabado de cualquier otra manera que sería igualmente venerada por el nacionalismo que hubiera resultado de esa evolución.
Sea como fuere, una vez delimitado un colectivo nacional, no hay nada más fácil que contar su historia e inventarle una identidad. Si mañana se unieran Lleida, Navarra y La Rioja, también se podría escribir una historia de la nueva “nación”, subrayando los elementos comunes y sugiriendo que estaban destinadas a confluir aunque en el pasado pertenecieran a entidades distintas. Así se ha hecho con las provincias de España y con las de Cataluña.
En definitiva, las naciones no son comunidades de ciudadanos con una serie de elementos comunes que las convierten objetivamente en nación. Si lo fueran, habría que aceptarlas como sujetos políticos legítimos, pero no lo son. Lo que sí hay es un gran número de españoles y catalanes que creen o sienten que la entidad jurídico-política a la que pertenecen es una nación y debe tener un Estado propio. Igual que Dios no existe pero en el mundo hay millones de creyentes. ¿Cómo gestionar esta realidad, si Cataluña no es una nación pero España tampoco, si la construcción de un Estado catalán es un objetivo caprichoso e infundado pero la unidad del Estado español también? Tratando los sentimientos nacionales como lo que son y como se les trata en democracia. Es decir, sentimientos y voluntades.
Lo ideal sería que todos entendiéramos que los sentimientos pertenecen al ámbito privado y no caben en la agenda política de un país. Que sentir fervor patriótico por España o por Cataluña es igual que tener devoción por la Virgen María, ser forofo del Betis o fan de David Bisbal. Algo muy respetable, porque cada uno llena su corazón de lo que quiere o de lo que puede, pero irrelevante para la vida pública. Lo ideal sería que nos tomáramos nuestra nacionalidad como nuestra pertenencia a una comunidad de vecinos: asumiendo que nos ha tocado vivir juntos y abordando los problemas comunes a todos. Sin sentir emoción ni lealtad por nuestra junta vecinal pero sin plantearnos formar una distinta uniéndonos al vecino del 2ºB, el del 5ºD y el del 7ºH.
LA ÚNICA AUTODETERMINACIÓN DEMOCRÁTICA
Ahora bien, como decía al principio, un grupo humano debe poder decidir su unión o separación de otros. Si los miembros de varias comunidades de vecinos, barrios o municipios pequeños contiguos votan unirse y declararse estado independiente, no hay ley que deba impedirlo ni, de hecho, pueda hacerlo a medio o largo plazo. Sólo que esos grupos humanos podrán llegar a abarcar toda Cataluña… o no.
Porque el derecho a decidir se ha de ejercer de abajo arriba, y así debe promoverlo Podemos, cuya estructura sigue exactamente esa lógica para hacer una política que emane de los ciudadanos. De abajo arriba y respetando la decisión de los barrios y municipios que deseen seguir en España. Someter su voluntad a lo que decida la mayoría de los catalanes sería lo mismo que someter la de los catalanes a lo que decida la mayoría de los españoles. Y dejaría en el interior de la Cataluña independiente una nación “española” irredenta, como en los estados que nacieron tras la I Guerra Mundial quedaron minorías “nacionales” que provocaron el estallido de la II.
Es más; siguiendo la lógica democrática y de respeto a los sentimientos y las voluntades a la que apela el nacionalismo catalán, cada ciudadano debe decidir su nacionalidad incluso dentro de un Estado-nación diferente. Los sentimientos, las creencias y las voluntades son individuales. Y, si una nación no tiene existencia real sino que se limita a que una serie de personas se sienten nación, ésta la formarán exclusivamente quienes se sientan así. Condicionar la nacionalidad de una persona a lo que decida la mayoría de sus vecinos sería como imponer una religión de Estado, como impedir a un musulmán profesar el islam porque la mayoría de los españoles son católicos. Eso, de nuevo, no es democracia sino teocracia.
Este doble “derecho a decidir”, el de cada grupo humano para adscribirse a la unidad jurídico-administrativa que desee y el de cada individuo para elegir su nacionalidad, es el que defendió hace un siglo el socialista austríaco Karl Renner, y a mi juicio el único que debería contemplar Podemos. Reconocer el de Cataluña o Euskadi es caer en la trampa del nacionalismo, que se escuda en la democracia cuando lo que pretende es la integridad territorial de su “nación”. Jürgen Habermas ya alertó de que el nacionalismo triunfante reprime a las nacionalidades que quedan dentro de su territorio y “se pone a sí mismo en contradicción con las premisas de autodeterminación a las que él mismo apela”.
La Declaración de Soberanía aprobada por el Parlamento catalán no deja lugar a dudas: “Se garantizará la cohesión social y territorial del país y la voluntad expresada en múltiples ocasiones por la sociedad catalana de mantener Cataluña como un solo pueblo”. Es decir, una vez utilizada la democracia, se impondrá la unidad de la nueva nación frente a la democracia que obligaría a respetar a los grupos humanos y ciudadanos que prefieran seguir en España.
Se me objetará que una Cataluña independiente salpicada de cientos de islotes españoles no sería un Estado viable, pero un Estado viable ya tenemos. De lo que se trata, según los nacionalistas catalanes, es de modificar sus fronteras de acuerdo a la voluntad y el sentimiento de los ciudadanos. Pues entonces, para respetarlos de verdad, hay que hacerlo así, no con una sola consulta sino con muchas simultáneas.
No obstante, lo que me gustaría de verdad es que este texto convenciera a todos de que el problema no es que haya catalanes que no se sienten españoles, sino que haya catalanes que se sienten catalanes y españoles que se sienten españoles. Y que den a ello más importancia que a sentirse géminis o capricornio, y a su condición real de ciudadanos cuyo único objetivo político debería ser lograr una sociedad más justa. Uniéndose dentro de ese 99% en lugar de dejar que los falsos mitos nacionales les inculquen fobias y recelos hacia personas a las que no conocen pero adoran a un dios enemigo.
submitted by KikoRosique to podemos [link] [comments]


2011.02.21 21:48 foo_fighter Pronombres personales y verbos transitivos / Personal pronouns and transitive verbs

Español

En el Náhuatl, el uso de los pronombres personales es más variado y complejo que en el Español. Para poder comprender más rápido cómo se utilizan, es importante saber antes lo que es un verbo transitivo y uno intransitivo:
Los pronombres personales + verbos intransitivos
Cuando no se va a indicar en qué recae el verbo, se utilizan estos pronombres:
Ya sé lo que están pensando, pero es necesario que se tranquilicen y no se jalen de los pelos. Hay dos cosas en estos pronombres personales que pareciera que no tienen sentido:
Para poder darles un ejemplo, utilizaré un verbo que puede ser transitivo o intransitivo, dependiendo de cómo se use:
Vender = Nemaca
Ahora un ejemplo:
¿Ven? No es tan complicado. Estos pronombres, con sus respectivos verbos, no indican lo que se vende, y los pronombres Él/Ella/Ellos/Ellas se diferencían con relativa facilidad. Una oración con el primer pronombre sería así:
*Ni tlanemaca ipan tianquiztli = Yo vendo [cosas/algo, no se indica] en el mercado.
Ahora, en el caso de que el verbo describiera su acción sobre una persona, los verbos tendrían otro prefijo:
En nuestra época no tiene mucho sentido usar el verbo vender refiriéndose a una persona, pues no existen los mercados de esclavos:
Ti tenemaca ipan tianquiztli = Tú vendes [personas/a alguien, no se indica] en el mercado.
Los pronombres personales + verbos transitivos
Cuando se va a indicar en qué recae el verbo, se utilizan estos pronombres:
Ahora utilizaré otro verbo que también puede ser utilizado como transitivo o intransitivo:
Comprar = Cohua
Ejemplos:
Oraciones de ejemplo:
Nic cohua tlaxcalli ipan tianquiztli = Yo compro tortilla en el mercado.
Qui cohuan tlacame ipan tianquiztli = Ellos/Ellas compran personas en el mercado. (Persona = tlacatl)

English

In Nahuatl, the use of personal pronouns is more varied and complex than in English. In order to understand more quickly how to use them, it is important to know the difference between transitive and intransitive verbs:
  • Transitive verb: the action lies in the direct object. Example: avoid. In the sentence "Peter avoids obstacles", the verb indicates what is the subject doing. You can test if the verb is intransitive if you change the sentence by "Peter avoids them" and the sentence is still consistent.
  • Intransitive verb: the action lies in the nucleus of the subject. Example: "Peter runs on the beach". The action says what the subject is doing.
Personal pronouns + intransitive verbs
When it is implied what is the verb talking about, you use these pronouns:
  • I = Ni
  • You = Ti
  • He/She = non-existent
  • We = Ti
  • You (plural) = Nan
  • They = non-existent
I know what you're thinking, but you need to calm down and stop pulling your hair. There are two things that do not seem to make sense:
  • He/She/They do not have a pronoun. This is because they are implied in the sentence and understood with the conjugation of the verb.
  • You and We have the same pronoun. They are differentiated with the verb conjugation.
I will give you an example using a verb that can be transitive and intransitive, depending on how it is used:
To sell = Nemaca
  • If the verb describes its action on a person or persons but he/she/they are not indicated in the sentence, the prefix te- is added to the verb.
  • If the verb describes its action on a thing or group of things but it/they are not indicated in the sentence, the prefix tla- is added to the verb.
  • If the pronoun is plural (We, You, They), the letter -n is added at the end of the verb.
Examples of personal pronoun usage:
  • Ni tlanemaca = I sell (something)
  • Ti tlanemaca = You sell (something)
  • - tlanemaca = He/She sells (something)
  • Ti tlanemacan = We sell (something)
  • Nan tlanemacan = You (plural) sell (something)
  • - tlanemacan = They sell (something)
See? It is not that complicated. These pronouns, with their respective verbs, do not indicate what is sold, and the pronouns He/She/They are differentiated with relative ease. A sentence with the first pronoun would look like this:
*Ni tlanemaca ipan tianquiztli = I sell [things, not indicated] in the market.
Now, in the cases where the verb describes its action on a person, the verb has another prefix:
  • Ni tenemaca = I sell (persons)
  • Ti tenemaca = You sell (persons)
  • - tenemaca = He/She sells (persons)
  • Ti tenemacan = We sell (persons)
  • Nan tenemacan = You (plural) sell (persons)
  • - tenemacan = They sell (persons)
Of course it doesn't make sense, but that's only because there are no more slave markets left nowadays:
Ti tenemaca ipan tianquiztli = You sell [persons, not indicated] in the market.
Personal pronouns + transitive verbs
When it is indicated where is the verb's action going to lie, these pronouns are used:
  • I = Nic
  • You = Tic
  • He/She = Qui
  • We = Tic
  • You (plural) = Nanqui
  • They = Qui
  • You may have noticed that this time there is a way to differentiate the pronouns He/She/They (compared to the intransitive personal pronouns). The singular and the plural is still differentiated with the verb conjugation.
  • You and We still have the same pronoun, but the difference lies on the verb conjugation.
I will use another verb that can be transformed to transitive or intransitive to give the next examples:
To buy = Cohua
  • With transitive verbs, no prefix is added because the person or thing is already specified in the sentence.
  • The -n is still added to indicate plural.
Examples:
  • Nic cohua = I buy
  • Tic cohua = You buy
  • Qui cohua = He/She buys
  • Tic cohuan = We buy
  • Nanqui cohuan = You (plural) buy
  • Qui cohuan = They buy
Example sentences:
Nic cohua tlaxcalli ipan tianquiztli = I buy tortilla in the market.
Qui cohuan tlacame ipan tianquiztli = They buy persons in the market. (Person = tlacatl)
submitted by foo_fighter to nahuatl [link] [comments]


Palabras SIN PLURAL en Inglés Singular & plural nouns  English lesson  ESL  Spoken ... SINGULAR & PLURAL for KIDS Learn English - YouTube Errores comunes en inglés: ¿People es singular o plural? Plural dos Substantivos Simples - Brasil Escola - YouTube Português : O número singular e plural (com o caso ãos ...

dos es singular o plural - Brainly.lat

  1. Palabras SIN PLURAL en Inglés
  2. Singular & plural nouns English lesson ESL Spoken ...
  3. SINGULAR & PLURAL for KIDS Learn English - YouTube
  4. Errores comunes en inglés: ¿People es singular o plural?
  5. Plural dos Substantivos Simples - Brasil Escola - YouTube
  6. Português : O número singular e plural (com o caso ãos ...

Do You Have 1 Hour? You Can Speak Like a Native English Speaker - Duration: 1:04:43. Learn English with EnglishClass101.com 1,057,107 views Apresentação do conceito de singular e plural, primeiro ano, com a particularidade do plural das palavras terminadas em ão (ãos, ães e ões). An English lesson to learn about SINGULAR & PLURAL nouns. Children and adults are introduced to the concept singular and plural in a step-by-step presentatio... Singular & plural nouns English lesson ESL Spoken English Basic English Grammar. Singular Noun Definition. Plural Noun Definition. Learn the rules and ... Como hablar fluido un idioma (inglés o en cualquier idioma) Charla del poliglota Marc Green - Duration: 18:42. LosBlogsdeMarcos 58,892 views Normalmente, o plural dos substantivos simples é construído a partir da desinência -s, porém há alguns casos que nos geram muitas dúvidas. Vamos a eles! Quer...